Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Classic Header

{fbt_classic_header}

Noticias ya

latest

Sensaciones en VIVO el FIN DE SEMANA


VERDADERO CLAMOR POPULAR EN ESTADOS UNIDOS: Exigen padres que se deje de sexualizar a sus hijos en las escuelas

 

 

Los padres de los estudiantes del condado de Fairfax, en Virginia, se hartaron del contenido sexual que se les enseña a sus hijos, enfocado más en temas de homosexualidad y transgénero que en educación sexual propiamente dicha.


La situación explotó este jueves en una reunión de la Junta Escolar de Fairfax, que agrupa a más de 20 escuelas en la zona, tanto públicas como privadas.


Muchos padres entraron al recinto con remeras y carteles que decían “Los padres no somos terroristas domésticos“, en referencia a cómo los llamó el presidente Joe Biden a los padres que piden que sus hijos no sean más adoctrinados en las escuelas.


Cada padre fue otorgado 15 minutos para exponer su opinión, pero cuando empezaron a denunciar que los profesores adoctrinaban a sus hijos en ideología de género y supremacismo negro, los directores de las escuelas empezaron a apagarles los micrófonos y quitarles el tiempo.


Varios padres mencionaron dos libros en particular que, según dijeron, bajo la excusa de promover la “integración LGBTQ” muestra “material pornográfico y pedófilo” a sus hijos. Estos libros son “Lawn Boy” de Jonathan Evison y “Gender Queer” de Maia Kobabe.


En estos libros, se pueden ver escenas de dos mujeres de 14 años practicando sexo oral, una con un juguete sexual llamado strap-on, que simula un miembro fálico. En una de las páginas de este libro, de hecho, hay una publicidad para este juguete sexual. En otro, se ve a dos hermanas de 14 años, una normal y la otra “transicionando a hombre”, discutiendo sobre masturbación.


Ambos libros fueron suspendidos de la currícula escolar temporalmente, gracias a la presión de los padres que prometen seguir yendo a las juntas directivas a expresar sus quejas hasta que se elimine hasta el último “material pornográfico” de todas las escuelas de Virginia.


“Material sexual gráfico”

El padre John Kochka habló ante la junta escolar, condenando los dos libros. “Me paro en este podio para mostrarles material sexual gráfico para dos chicos besándose que se da en la escuela de mi hija”, comenzó. 


En el video se ve que señala que en uno de los libros, un hombre adulto habla de sodomía con un niño menor de edad. “¿Cuál es la conclusión para los chicos? ¿Aprender cómo cometer una conducta sexual delictiva o ser una víctima voluntaria de los depredadores?” preguntó.


“La administración Biden acaba de decir que somos terroristas nacionales”, dijo Kochka. “Esta junta debería aprobar una resolución esta noche condenando al Departamento de Justicia por tratar de intimidar y cancelar a los padres“.


Kochka estaba haciendo referencia a la directiva del Fiscal General Merrick Garland al FBI para investigar lo que el Departamento de Justicia llamó una “tendencia inquietante” de “amenazas de violencia” en las reuniones de las juntas escolares en todo el país. 


La directiva se hizo a partir de una carta de la Asociación Nacional de Juntas Escolares, que pedía al presidente Biden y su administración que trataran las protestas de los padres en las reuniones de la junta escolar como posibles actos de “terrorismo doméstico”.



Los padres del condado de Fairfax lograron que la junta escolar suspenda dos libros con material pedófilo explícito de la currícula escolar que se le estaba dando a chicos de 14 años.




Los padres de los estudiantes del condado de Fairfax, en Virginia, se hartaron del contenido sexual que se les enseña a sus hijos, enfocado más en temas de homosexualidad y transgénero que en educación sexual propiamente dicha.


La situación explotó este jueves en una reunión de la Junta Escolar de Fairfax, que agrupa a más de 20 escuelas en la zona, tanto públicas como privadas.


Muchos padres entraron al recinto con remeras y carteles que decían “Los padres no somos terroristas domésticos“, en referencia a cómo los llamó el presidente Joe Biden a los padres que piden que sus hijos no sean más adoctrinados en las escuelas.


Cada padre fue otorgado 15 minutos para exponer su opinión, pero cuando empezaron a denunciar que los profesores adoctrinaban a sus hijos en ideología de género y supremacismo negro, los directores de las escuelas empezaron a apagarles los micrófonos y quitarles el tiempo.


Varios padres mencionaron dos libros en particular que, según dijeron, bajo la excusa de promover la “integración LGBTQ” muestra “material pornográfico y pedófilo” a sus hijos. Estos libros son “Lawn Boy” de Jonathan Evison y “Gender Queer” de Maia Kobabe.


En estos libros, se pueden ver escenas de dos mujeres de 14 años practicando sexo oral, una con un juguete sexual llamado strap-on, que simula un miembro fálico. En una de las páginas de este libro, de hecho, hay una publicidad para este juguete sexual. En otro, se ve a dos hermanas de 14 años, una normal y la otra “transicionando a hombre”, discutiendo sobre masturbación.


Ambos libros fueron suspendidos de la currícula escolar temporalmente, gracias a la presión de los padres que prometen seguir yendo a las juntas directivas a expresar sus quejas hasta que se elimine hasta el último “material pornográfico” de todas las escuelas de Virginia.



Libro “Gender Queer”, que se da como material de lectura a niños de 14 años en adelante en el condado de Fairfax.

“Material sexual gráfico”

El padre John Kochka habló ante la junta escolar, condenando los dos libros. “Me paro en este podio para mostrarles material sexual gráfico para dos chicos besándose que se da en la escuela de mi hija”, comenzó. 


En el video se ve que señala que en uno de los libros, un hombre adulto habla de sodomía con un niño menor de edad. “¿Cuál es la conclusión para los chicos? ¿Aprender cómo cometer una conducta sexual delictiva o ser una víctima voluntaria de los depredadores?” preguntó.


“La administración Biden acaba de decir que somos terroristas nacionales”, dijo Kochka. “Esta junta debería aprobar una resolución esta noche condenando al Departamento de Justicia por tratar de intimidar y cancelar a los padres“.


Kochka estaba haciendo referencia a la directiva del Fiscal General Merrick Garland al FBI para investigar lo que el Departamento de Justicia llamó una “tendencia inquietante” de “amenazas de violencia” en las reuniones de las juntas escolares en todo el país. 


La directiva se hizo a partir de una carta de la Asociación Nacional de Juntas Escolares, que pedía al presidente Biden y su administración que trataran las protestas de los padres en las reuniones de la junta escolar como posibles actos de “terrorismo doméstico”.



“¡Dejen de mostrar pornografía a menores de edad!”

Elizabeth Schultz, miembro de la Junta Escolar del Condado de Fairfax durante ocho años y ex empleada del Departamento de Educación, condenó enérgicamente a la junta escolar actual. 


“Durante años en esta junta, luché para aumentar la visibilidad de lo que está en nuestro plan de estudios. Les digo, dejen de mostrar pornografía a nuestros niños, es abuso infantil. Dejen de hacer que los niños se odien entre sí, es racista. Dejen de enseñar a nuestros niños niños de la historia revisionista, es mentira. ¡Fuera del camino!”.


La situación a excedió al condado de Fairfax y se convirtió en el principal tema de discusión en las elecciones a gobernador de este martes, donde el candidato demócrata Terry McAuliffe dijo que “los padres no deberían decirle a las escuelas qué enseñar a sus hijos, que los padres no deberían tener derecho a decidir“.


Por este tema, además de una serie de controversias luego de que saliera a la luz que Biden había ordenado operaciones del FBI en Virginia para crear una mala imagen de los republicanos, los demócratas están con niveles históricos de desaprobación. La contienda, en la que parecía que iba a arrasar el bidenismo, está a menos de un 1% de distancia con el candidato trumpista, Glenn Youngkin.


LA derecha DIARIO

No hay comentarios