Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Classic Header

{fbt_classic_header}

Noticias ya

latest

Sensaciones en VIVO el FIN DE SEMANA


Rosca por la presidencia del bloque de Juntos en el Senado bonaerense

 Las elecciones empiezan a ser anécdota y en cada uno de los espacios, mientras procesan el por qué de los resultados, comienza a delinear e...

 Las elecciones empiezan a ser anécdota y en cada uno de los espacios, mientras procesan el por qué de los resultados, comienza a delinear el futuro cercano. En tres semanas se produce el recambio legislativo y ya hay rosca sobre la composición de los bloques y la elección de autoridades de las Cámaras.



En ese sentido, una de las sillas preciadas es la presidencia del bloque de senadores de Juntos, donde aparecen varios interesados y hay una negociación abierta, que además depende de cómo se distribuyen entre cada sector interno los lugares de poder dentro de la Legislatura. Es decir, la comandancia de las bancadas y las vicepresidencias que le correspondan a la oposición.


En la Cámara alta bonaerense Juntos tiene, en principio, el desafío de sostener unidos, ya sea en un solo bloque o mediante la figura del interbloque, a sus 23 integrantes. Evitar tentaciones es una tarea que debe monitorear bien la conducción, aunque internamente todos reconocen que “no hay margen para maniobras raras porque la sociedad no lo perdonaría”. 


También tienen en claro que no habrá desempates de Verónica Magario. “Si hay una votación en la que tiene que desempatar la vicegobernadora es porque nosotros accedimos a dar el quórum y a entregarle una victoria al oficialismo, y nuestros votantes nos van a cuestionar por qué bajamos al recinto”, sostuvo ante La Tecla un senador electo. 


“Todo debe consensuarse antes. Estamos empatados en número pero sin acuerdo no va a poder haber sesiones, porque antes de las votaciones está el quórum y sin consenso no habrá quórum por lo tanto Magario no va a desempatar nunca”, concluyó.


Ahora bien, ¿quién será el responsable de la oposición en acordar estas cuestiones? Eso está por dilucidarse y la rosca ya empezó. Por un lado Joaquín de la Torre tiene intenciones de conducir la bancada y contaría con el apoyo del radicalismo.


Si no le aseguran la titularidad del bloque, el exintendente de San Migue y referente de Peronismo Republicano tendría asegurada una de las vicepresidencias. También está la posibilidad de que si el Pro no le respeta uno de estos lugares arme un bloque separado, lo que sería una muy buena noticia para el oficialismo.


Por otra parte, también llega a la Cámara con intenciones de quedarse al mando de la bancada Christian Gribaudo, pero en este caso deberá conseguir apoyos que por ahora no cuenta. Los intendentes quieren que sea alguien de su entorno, y más allá del acuerdo de Gribaudo con Jorge Macri no es un puro de los alcaldes. Muy por el contrario, responde a Daniel Angelici, y eso hace que también tenga una traba por el lado de los Lilitos. Son archiconocidas las diferencias entre Carrió y el expresidente de Boca.


Quien se ha movido bastante, con llamados a los senadores para buscar apoyos es el jefe comunal de Tres de Febrero. Diego Valenzuela, en tándem con Julio Garro (La Plata) y Néstor Grindetti (Lanús), buscan el consenso para que la presidencia del bloque se la quede un Pro cercano al grupo. Más precisamente la esposa de Valenzuela, Daniela Reich. 


Todavía quedan muchas conversaciones por producirse, pero la rosca empezó fuerte a pocas horas de haber terminado la elección y con los resultados todavía candentes.


LA TECLA

No hay comentarios