Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Classic Header

{fbt_classic_header}

Noticias ya

latest

Sensaciones en VIVO el FIN DE SEMANA


Kicillof: “Con las políticas del macrismo no vamos a salir de la pandemia”

 Entrevista al diario La Capital de Mar del Planta del Gobernador Bonaerense.

 Entrevista al diario La Capital de Mar del Planta del Gobernador Bonaerense.



Axel Kicillof se remonta a enero de 2019. Todavía no era gobernador y se había reunido con empresarios en el Golf Club de Mar del Plata. Uno de ellos, para nada kirchnerista, se le acercó y le comentó al oído: “No hubiera pensado que ibas a venir a una reunión como ésta. Mirá qué raro, porque el macrismo vino a aplicar una política económica que uno piensa que está haciendo todo bien, pero a mí me va muy mal. Y con ustedes, que los diarios decían que hacían todo mal, me fue muy bien”.


El ahora gobernador dice que no se va a olvidar nunca de ese comentario. Y lo vincula con lo que ponen en debate estas elecciones. “Se va a discutir qué políticas tomamos para salir de donde estábamos con Macri, porque nos votaron para eso, y después para salir de la pandemia”, afirma en una entrevista exclusiva con LA CAPITAL. Y advierte que esa salida no se producirá con la vuelta a las políticas del macrismo, que “sigue predicando el ajuste”.


–¿Cómo está transitando la recta final de la campaña para las PASO?


–Con muchísimo entusiasmo. Es una campaña extraña porque es absolutamente excepcional. Nunca pasó en la historia que haya habido que ir a una elección en medio de una pandemia. Todavía estamos con los cuidados y ha habido cambios en la ingeniería del comicio. Por ejemplo, siempre en la provincia se vota en 40 mil mesas de 4.600 escuelas. Y ahora hubo que aumentar la cantidad de escuelas a 6.100, así que mucha gente no va a votar en el lugar en el que siempre votó. Tienen que revisar el padrón.


–¿Cómo fue salir a dar un mensaje electoral en este momento?


–No muy fácil introducir el clima electoral. No me quejo de eso. La sociedad ha pasado por una conmoción inmensa. Aunque la oposición insista en golpear al gobierno, cuando uno toma una postura un poco más reflexiva y piensa lo que ocurrió, todos perdimos algo o mucho, desde seres queridos o personas cercanas a algo material.


–¿Cómo evalúa, en ese sentido, la respuesta que dio el Gobierno?


–Fue una respuesta muy clara y muy contundente, sobre todo cuando uno compara con lo que fue el gobierno de Vidal y Macri sin pandemia. Hubo un abandono muy grande. Para ir más cerca, lo que viene diciendo Macri: ‘Que se muera el que se tenga que morir’, que le hubiera dicho a la gente que se cuidara y después ‘vamos viendo’ y que no iba a perder el sueño por la pandemia. Bueno, no perdió el sueño cuando fue presidente nunca. Se dedicaba, dijo él y sin ser chicanero, a ver Netflix a las siete de la tarde sin mirar el teléfono. Ahora nos da risa, pero lo que pasó en el país tuvo que ver con esa actitud, con gobernar con un desprecio muy grande por el Estado, con poca preocupación por la realidad y lo que iba ocurriendo.


–¿Está conforme con la campaña?


–Es una campaña rara, pero la peor dificultad que tenemos es una oposición escurridiza, que no quiere debatir. No quieren hablar de la gestión de la provincia de hace un año y medio, cuando la gobernadora era Vidal. La tuvieron que sacar de la provincia porque perdió por 17 puntos. Una dificultad de esta campaña es que quieren esconder a Macri. Si uno quiere esconder una experiencia que ocurrió hace 30 años o a algún dirigente que tuvo algún problema de algún tipo y no tiene buena reputación, eso puede ser normal en la política. Pero Macri gobernó hace poco más de un año y medio. Cuando me preguntan cuál es el objetivo de esta etapa, yo digo ‘no volver a como estábamos a antes de la pandemia’, porque no quiero volver a 2019. A nosotros nos votaron para subir a partir de la situación en la que estábamos en 2019. ¿Cómo salimos de la pandemia? ¿Con ajuste, que es lo que todavía hoy siguen predicando? ¿Qué quieren, que vuelvan los tarifazos?


–Vidal dijo que el kirchnerismo habla de sexología y astrología porque no tiene respuestas para la gente.


–La escuché. Es muy llamativo. ¿Quiere hablar de escuelas? No puede porque en la época de ella explotaban las escuelas por falta de mantenimiento. De hospitales no puede hablar porque dejó cinco sin abrir, tremendamente necesarios. Nos dejó una deuda en IOMA, una deuda de insumos en el banco de drogas: no había ni una curita en los hospitales. No puede hablar de rutas porque empezaron a hacerlas en el 16 y 17 para la campaña, interrumpieron todo después de la elección, iniciaron el ajuste y pararon las obras en toda la provincia de Buenos Aires. No puede hablar de empleo porque sin pandemia perdimos muchísimos puestos de trabajo, llegamos a récords de desempleo en la provincia completa. Pasamos de seis puntos de desempleo a más de 10. Entonces, ¿de qué puede hablar? No puede hablar de nada. No puede caminar y recorrer la provincia porque no quiere explicar lo que hizo. Con las políticas que ellos representan, que todavía sostienen y defienden y ya han dicho que volverían a aplicar, de la pandemia no vamos a salir: vamos a volver al agujero en el que estábamos antes de la pandemia.


–¿Hace alguna autocrítica del manejo de la pandemia?


–Uno no puede decir que se manejó a la perfección. El tema de abrir dos semanas antes o dos semanas después tal actividad es opinable. Sí, tal vez, al principio de la pandemia. Si hubiéramos tenido el conocimiento que se tiene ahora del virus, probablemente hubiéramos orientado alguna medida para otro lado, pero no es algo que pasó en la provincia o en la Argentina, pasó en el mundo: se fue conociendo cada vez más a medida que transcurrió la pandemia. No había manual. Cuando dicen la cuarentena más larga del mundo tienen que ver que en marzo nosotros teníamos el sistema sanitario devastado y que hubo que ponerse a trabajar más rápido que el virus para expandir el sistema sanitario y eso requería que el virus no circulara. Y se logró. Nadie se quedó sin cama ni respirador. Se salvaron montones de vidas. Yo digo con mucho orgullo que no se nos murió nadie en la peor de las condiciones, que es en el abandono y en la soledad de no tener quién lo asista.


–¿La pandemia empieza a terminar con las segundas dosis o será necesaria una tercera?


–Lo que nos muestra la ciencia es que a partir de la primera dosis todo lo demás son refuerzos. Se ha informado muy mal sobre esto. Cuando uno no está vacunado, tiene cero por ciento de protección. Con la primera dosis, el porcentaje pasa de cero a 80. Y cuando te ponés la segunda pasás al 90%. La tercera dosis sería un refuerzo más, sobre todo para el caso de la variante Delta, pero a los seis meses u ocho meses. Pero hay que ver cada vacuna y cada caso.


–¿Está conforme en cómo fueron aplicándose las segundas dosis?


–Argentina hoy es el país número 18 en cantidad de vacunas. Y la semana pasada pasamos a Estados Unidos en cantidad de gente vacunada con primera dosis: 62% en la Argentina, 61% en Estados Unidos. Los que más tienen primeras dosis están en 70%, no mucho más, así que estamos muy cerca del techo de la vacunación. En términos de segundas dosis, han empezado a llegar con más velocidad y eso nos permite hoy en la provincia estar en 11 millones de primeras dosis y 6 millones de segundas, bastante más de la mitad. Así que estoy muy contento de cómo viene fluyendo.


–¿Si logra la mayoría en el Senado, qué leyes impulsaría?


–El Senado con mayoría del PRO no votó una reforma impositiva para cobrarles menos impuestos a los más chiquitos y más a los que más tienen, que es la lógica de todo sistema progresivo en lo tributario. Se opusieron como se oponen a todo lo que queremos hacer que no sea ajuste o tasas usurarias. Nos han obstaculizado todo lo que pudieron. Han polemizado con la ley tributaria, con el presupuesto, con todas las leyes. Y al resto ni las tratan. Así que necesitamos ese apoyo para salir de la pandemia. Es fundamental. Necesitamos una batería de leyes, empezando por el presupuesto, que tiene que focalizarse en las pymes y en la clase media.


–Dijo que su proyecto es de largo plazo. ¿No se le hizo largo el mandato con la pandemia?


–Bueno, creo que se nos hizo la vida larga a todos. Creo que en el año y medio que llevamos de pandemia se me fueron tres vidas, más o menos. Tuvimos muchas noches sin dormir, preocupados y angustiados por la responsabilidad de gobierno y por la vida personal. La pandemia ha sido una pesadilla para todos. Pero no se me hizo largo en el sentido de que ahora estoy cargado de entusiasmo, porque lo que se viene es la salida de la pandemia. Y este es el momento de empezar a reconstruir.


DIARIO LA CAPITAL/MDP

No hay comentarios