Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Classic Header

{fbt_classic_header}

Noticias ya

latest

Sensaciones en VIVO el FIN DE SEMANA


Ensenada: violencia policial

Las fuerzas de seguridad de la localidad de Ensenada están en la mira, luego de una fuerte denuncia contra los agentes de la Comisaría de Pu...

Las fuerzas de seguridad de la localidad de Ensenada están en la mira, luego de una fuerte denuncia contra los agentes de la Comisaría de Punta Lara, quienes arremetieron sin piedad contra una familia que salió en defensa de un joven al que los efectivos lo confundieron con un delincuente.



“Viví uno de los peores momentos de mi vida”, contó Fermín Rodriguez en una publicación a través de Facebook, la cual fue borrada por la red social horas después. Pese a ello, el joven relató el difícil momento que le tocó padecer: “Ese día, en horas de la madrugada, mi mamá me llamó y me avisó que estaba la policía en el campo de mi hermano, que no sabía que pasaba. Me abrigo y salgo. Cuando llego, me encuentro con que mi hermano había atrapado al ladrón que buscaban por otro lado 30 oficiales pero, en lugar de cumplir con su deber, la policía decidió tirarlo también al piso, como si fuese otro ladrón, apuntarle con el arma en la cabeza y darle culatazos”.


El joven decidió intervenir, junto a su prima que había salido de la casa a ver qué sucedía: “Le pedíamos que lo dejen, que éramos su familia y que él venía de trabajar. La policía empezó a violentarnos a nosotros, le pegaron a mi prima y la agarraron del pelo. En eso llegan mi mamá y mi hermana, y empiezan a violentarlas a ellas. Les pregunto si ese era el correcto accionar de las fuerzas de seguridad, y uno de ellos me dice ‘¿quién sos vos para meterte?’, le conteste que mi familia vivía en el barrio hace 60 años. Me grita ‘me chupa la pi.... que tu familia viva aca" y acto seguido, me pega un cachetazo de mano abierta en la cara, con mucha fuerza”.


Tras el violento hecho, la víctima quiso realizar la denuncia, pero tuvieron que insistir varias veces para que le tomen la declaración. “Ellos decían que el episodio había sido una confusión”, contó, y le metían excusas de que “no podían hacer andar el cargador de la compu con la que me iban a tomar la declaración".


Cuando logran "hacer andar la compu" minutos después, empezó a declarar: “Fue en un lugar donde habían cuatro personas más trabajando, haciendo ruidos, e incluso unas 5 veces ingresaron policías de afuera a hacerle ‘chistes’ a los de adentro, hasta se ponían a hablar con quién me tomaba la denuncia. Una gran falta de respeto no solo a mi persona y situación, si no a mi intimidad, o a la que creo que merece cualquier ciudadano que quiera denunciar”, manifestó.


“Terminé de declarar y me hicieron esperar hasta las 9:50 para dármela. La leí, habían cambiado cosas, pero igual firmé, quería salir corriendo de ahí y de toda la violencia institucional que viví. Firmé su declaración con varias mentiras”, contó el joven.


“Aunque el momento terminó, esto recién empieza. Más allá de lo inhumano que vivimos, mi mente no puede dejar de preguntarse ¿pueden llevar un arma (en nombre de nuestra "protección") personas que no pueden entablar un diálogo? un simple dialogo, pero no. fueron a los bifes, a los culatazos, a los disparos, a la violencia”, expresó.


Fermín contó que la denuncia avanzó y que desde la Comisión Provincial por la Memoria armaron su propia causa penal, la cual tramita en la fiscalía 8 del Departamento Judicial La Plata, bajo la IPP 06-00-027573-21.



AGENCIA NOVA

No hay comentarios