Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Classic Header

{fbt_classic_header}

Noticias ya

latest

Sensaciones en VIVO el FIN DE SEMANA


Raisi adopta una línea dura y rechaza reunirse con Biden

 El dictador de Irán, Ebrahim Raisi, adoptó una posición de línea dura el lunes en sus primeras declaraciones desde su aplastante victoria e...

 El dictador de Irán, Ebrahim Raisi, adoptó una posición de línea dura el lunes en sus primeras declaraciones desde su aplastante victoria electoral, rechazando la posibilidad de reunirse con el presidente norteamericano Joe Biden o negociar el programa de misiles balísticos de Teherán y el apoyo de la región. milicias.



Los comentarios del iraní ofrecieron un avance contundente de cómo dicho país podría lidiar con el resto del mundo en los próximos 4 años, mientras entra en una nueva etapa en las negociaciones para resucitar su acuerdo nuclear de 2015, ahora destrozado, con las potencias globales.


La conferencia de prensa en Teherán también marcó la primera vez que el jefe de la judicatura se vio confrontado por televisión en vivo sobre su papel en la ejecución masiva de prisioneros políticos en 1988, al final de la guerra entre Irán e Irak. Raisi no ofreció una respuesta específica a ese oscuro capítulo de la historia iraní, pero pareció confiado y desafiante cuando se describió a sí mismo como un "defensor de los derechos humanos".


Detrás de un mar de micrófonos, principalmente de los medios de comunicación en Irán y países donde residen las milicias respaldadas por Teherán, Raisi respondió preguntas que iban desde sus puntos de vista sobre las conversaciones nucleares hasta las relaciones con su rival regional Arabia Saudita. Parecía nervioso al comienzo de la sesión de una hora, pero se sintió cada vez más cómodo a medida que volvía a los temas vagos de la campaña de promover la autosuficiencia económica de Irán y combatir la corrupción.


El clérigo de 60 años, protegido del líder supremo iraní, el ayatolá Ali Khamenei, obtuvo casi el 62 por ciento de los 28,9 millones de votos en las elecciones presidenciales del viernes, que registraron la participación más baja en la historia de la República Islámica. Millones de iraníes se quedaron en casa desafiando un voto que consideraron inclinado a favor de Raisi después de que un panel dirigido por Jamenei descalificara a destacados candidatos reformistas y aliados del presidente relativamente moderado Hassan Rouhani. La provincia de Teherán tuvo una participación asombrosamente baja del 34 por ciento, aproximadamente la mitad de años anteriores, con muchos colegios electorales notablemente desiertos.


Con respecto a las conversaciones sobre el acuerdo nuclear de Irán, Raisi prometió salvar el acuerdo para asegurar el alivio de las sanciones estadounidenses que han devastado la economía iraní. Pero descartó cualquier límite a las capacidades de misiles de Irán y el apoyo a las milicias regionales, entre otros temas que Washington considera deficiencias del acuerdo histórico que la administración Biden quiere abordar.

No hay comentarios