Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Classic Header

{fbt_classic_header}

Noticias ya

latest

Sensaciones en VIVO el FIN DE SEMANA


La UCR levanta a Manes ante el temor de quedar rehén de la interna PRO

 Gabriel Ziblat

 Gabriel Ziblat


Los radicales pasaron en pocos días de estar preocupados porque se sentían como convidados de piedra en la disputa de poder que están viviendo sus socios del PRO a entusiasmarse con la posibilidad de volver a tener un candidato taquillero en la provincia de Buenos Aires después de mucho tiempo. Este miércoles, en el Comité Nacional, pondrán en marcha el operativo para que Facundo Manes se lance al ruedo electoral. 


A las 12.30 es la cita para un encuentro entre el neurólogo y los principales referentes del centenario partido. “Viene a presentar sus ideas”, resumen desde la sede de la calle Alsina. Lo más probable es que sea el escenario para ofrecerle formalmente la candidatura. Hay quienes ya dan por hecho que es el puntapié para lanzarse, por más que no lo van a confirmar aún. Otros, más prudentes, prefieren la cautela y esperar que avance el operativo para darlo como un hecho. No es la primera vez que Manes suena como candidato radical y todas las veces anteriores quedó en nada.


De una manera u otra, para los radicales es una carta fuerte para poder plantarse en la discusión bonaerense, hoy monopolizada por la interna entre Diego Santilli (impulsado por Horacio Rodríguez Larreta) y Jorge Macri (con el apoyo de su primo Mauricio). Desde hace varias semanas, los principales referentes del radicalismo cruzan diálogos de preocupación por lo que preveían que podía ser un armado de listas donde la UCR quedase debilitada. 


“Tenemos que ir a las PASO con lista propia”, plantearon días atrás Alfredo Cornejo, Mario Negri, Martín Lousteau y Luis Naidenoff en una reunión que tuvieron en la previa del encuentro de la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio. El nombre de Manes estaba en el radar de todos, pero no estaban seguros de que aceptara. Sin él en la boleta, incluso apuestan a que en el marco de un acuerdo de un piso bajo para entrar al reparto de puestos termine siendo más beneficioso ir con la lista 3 que una negociación con poco para ganar.


En el medio, el neurólogo tuvo reuniones con Negri, Cornejo, Maxi Abad (presidente de la UCR bonaerense), entre otros dirigentes. En la cita de este miércoles estarán los presidentes y vices del partido nacional y de la Provincia (Cornejo, Alejandra Lorden, Abad y Erica Ravella), los tres gobernadores que tiene la UCR (Gerardo Morales, de Jujuy; Rodolfo Suárez, Mendoza; y Gustavo Valdés, Corrientes), los presidentes de los bloques legislativos (Negri y Naidenoff) y otras figuras como Ernesto Sanz y Lousteau. 


Manes irá acompañado de algunos miembros de su equipo más cercano, como su hermano Gastón, que fue candidato a convencional en la reciente elección interna que disputó la UCR bonaerense. De hecho, allí Manes tuvo participación en la campaña, acompañando en algunas actividades a Maxi Abad. También es parte de su equipo Augusto Salvatto, historiador, politólogo y hermano de Mateo, un joven empresario tecnológico que cobró alta notoriedad mediática (juntos acaban de publicar el libro “La batalla del futuro”). Es integrante de Con Argentina, la organización que creó Manes para “pensar la Argentina del futuro”. 


“Entiendo que esta vez ya dijo que sí”, asegura una voz radical. "Probablemente encabece una lista de fuerte presencia radical, tiene ideas, tiene visión y tiene un proyecto fuerte desde lo político, no solo para el 21, sino para el 23", agrega.


Quienes conocen a Manes saben que su fuerte personalidad lo lleva a pensarse como presidenciable en 2023, sin medias tintas. No sería un problema para Santilli y Jorge Macri, ya que nadie se lo imagina compitiendo por la gobernación. Y eso podría significar un punto a favor para que termine encabezando una lista de unidad este año. Sin embargo, podría significar un rival para Rodríguez Larreta.


¿Y si desde el PRO se niegan a darle la cabeza de lista a Manes? Ahí reaparecen las dudas, aunque esta vez los radicales confían que va en serio y que se animará a la competencia. “Está convencido”, afirma otra voz del radicalismo. "Las veces anteriores no llegábamos a esta instancia con él", ratifica un encumbrado dirigente. Más de uno, igual, no festeja hasta no verlo firmando la aceptación de la candidatura el 24 de julio. 


Así como está planteado el escenario podría llegar a ver cuatro listas en Juntos por el Cambio: Manes, Jorge Macri, Santilli y Emilio Monzó (que también amenaza con competir aunque algunos lo ven más cerca de sumarse a la lista larretista). A esos nombres se suma el de Elisa Carrió, quien sonaba como para formar un binomio junto a Santilli pero ahora viene insistiendo en la necesidad de una lista única y se auto postula para liderarla. Cuando empezó a sonar el nombre de Manes salió a destacar su aparición. 


Al listado también se incorpora el economista liberal José Luis Espert, quien viene negociando para competir en unas PASO opositora en contra del kirchnerismo. Algunos creen que terminará incorporado a alguna de las listas, pero desde su entorno insisten con que competirá por su cuenta.



Para la UCR, la presencia de Manes soluciona el problema bonaerense pero no despeja otros. En Santa Fe, por ejemplo, José Corral busca competir contra Federico Angelini, que tiene el apoyo del macrismo. El sector de Lousteau, sin embargo, arrimó al ex ministro de Seguridad del Frente Progresista, el también radical Maximiliano Pullaro, para que compita en esa interna. 


En Córdoba, Mauricio Macri impulsa a su ex ministro de Turismo, Gustavo Santos, como candidato a senador. El radicalismo hace esfuerzos para mantener la unidad de sus múltiples líneas internas para fortalecerse en la discusión. En Entre Ríos, Rogelio Frigerio asoma como principal candidato y los radicales dudan si es conveniente ir a una interna o incorporarse a su lista.


En la Ciudad, en tanto, se da otra situación compleja. Lousteau tiene cerrado un acuerdo con Larreta, pero debe renovar dos diputados y difícilmente el jefe de Gobierno pueda cubrirle esos espacios. Sobre todo al cruzarse la lista propia con la que encabezaría Patricia Bullrich. Sin embargo, otro sector del radicalismo, liderado por Jesús Rodríguez, Adolfo Rubinstein, Luis Brandoni y Ricardo Gil Lavedra, también está dispuesto a ir a las PASO, y podría terminar acordando con la titular del PRO. 


Momento de cierre de listas, momento de clima convulsionado. Para el radicalismo se presentaba como un escenario difícil, donde incluso temía perder peso en el bloque de Diputados. Ahora, cuando falta poco más de un mes para conocer a los candidatos, se le empieza a ordenar el panorama.


Perfil

No hay comentarios