Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Classic Header

{fbt_classic_header}

Noticias ya

latest

Sensaciones en VIVO el FIN DE SEMANA


Ensenada: Mario Secco farreó 100 mil dólares en una máquina que se hundió

 La estafa del Intendente de Ensenada , Mario Secco se dio claramente con la máquina que compró y se hundió.

 La estafa del Intendente de Ensenada, Mario Secco se dio claramente con la máquina que compró y se hundió.

El día lunes, el intendente de Ensenada, Mario Secco, anunció con bombos y platillos la llegada de una costosa excavadora anfibia, marca Liugong, valuada en más de 100 mil dólares. En menos de 24 horas, la máquina se hundió.


A comienzos de semana, Mario Secco confirmó la adquisición de una nueva máquina anfibia que le permitiría a la municipalidad de Ensenada limpiar los arroyos y canales de la ciudad de manera más eficiente.

“Estamos contentos de recibir esta máquina que nos permitirá hacer mejores trabajos. Siempre teníamos máquinas que limpiaban en los laterales de los arroyos y canales. Fue una licitación que nos llevó mucho tiempo. Estamos muy contentos. Ya entró en el corralón para mañana estar trabajando”, destacó Secco en un video subido a las redes sociales.


Lo cierto es que, en menos de 24 horas, la flamante excavadora municipal cayó al canal mientras realizaba trabajos de dragado y quedó bajo el agua. Al momento, la comuna evitó dar explicaciones de los sucedido y se ignora si la máquina podrá seguir en funciones.


Por si fuera poco, también reina el silencio en el Sindicato de Trabajadores Municipales, que conduce el hijo del intendente, Nicolás Secco, respecto a la salud del trabajador que operaba la máquina en cuestión.


En Facebook, los comentarios de lo ocurrido fueron de lo más diverso. Por caso, Nahuel Madeo Gómez escribió: “Según tengo entendido había una en Ensenada, pero la ataron mal y en una subida del Río terminó en Montevideo”.


Por su parte, Jordana Ortiz criticó la improvisación del municipio: “Falta mano de obra calificada, acá se creen que todo es como aprender a andar en bicicleta. Increíble”.


Por último, no faltaron quienes hicieron bromas al respecto. En ese sentido, Germán Baltusis escribió: “Había que avisarle al maquinista que era anfibia, no submarina”. 

(www.REALPOLITIK.com.ar)

No hay comentarios