Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Classic Header

{fbt_classic_header}

Noticias ya

latest

Sensaciones en VIVO el FIN DE SEMANA


Rodríguez Simón acusa a Cristóbal López y al Gobierno de persecución judicial

Refugiado político en Uruguay

Refugiado político en Uruguay



Fabián Rodríguez Simón, conocido como “Pepín”, exasesor de Mauricio Macri y parlamentario del Mercosur, dialogó con Carlos Pagni en Odisea Argentina, por LN+, luego de pedir asilo como “refugiado político” en Uruguay.


Rodríguez Simón explicó que el empresario Cristóbal López, dueño de C5N, en conjunto con la jueza federal María Servini y con aval del Gobierno, montó una persecución judicial en su contra cuyo objetivo es meterlo preso. “Alberto Fernández estaba en la nómina de Indalo [el grupo empresario de López] hasta antes de ser presidente”, denunció Simón.


Aseguró que el inicio de esta “operación” se remonta a cuando obligó a las empresas de juego de Cristóbal López a pagar ingresos brutos en la Ciudad, algo que no hacían y que correspondía.


Preocupante persecución

“El abogado [Carlos] Beraldi pidió mi indagatoria el mismo día que asumió como ministro de Justicia Martín Soria”, explicó el exasesor jurídico de Macri. Beraldi es el abogado de la vicepresidenta, Cristina Kirchner. “Desde ese día empezó una campaña en mi contra y todos los alcahuetes del Gobierno empezaron a repetir ‘Pepín va a ir preso’”, detalló.


“Pedí refugio político en Uruguay en el marco de una serie de normas de protección a las personas. La verdad que no es algo nada grato. Me preocupa lo que está pasando en el país, un país al cual no puedo volver”, comenzó Simón en diálogo con Pagni.


“Tengo 62 años, toda mi vida me quedó en Buenos Aires. Siempre fui muy porteño, muy urbano y más allá de la hospitalidad de los uruguayos, estoy acá condenado por las irregularidades y el temor de perder libertad si vuelvo a la Argentina”.


El exasesor había anticipado que no regresará al país “hasta que no cese la persecución” en su contra porque teme ser detenido.


Rodríguez a declaración como ¿persecución judicial?

Rodríguez Simón está citado a prestar declaración indagatoria por el jueza María Servini en una causa en la que se investigan presiones sobre Cristóbal López para que apoye al gobierno de Cambiemos, bajo amenaza de sacarle sus empresas. “Esta gente es muy poderosa, es mucho más poderosa que la política”, dijo esta noche el exasesor de Macri en alusión a López y sus socios.

“Reclamé como asesor a la Ciudad que pagaran ingresos brutos, como todo el mundo. Después de algunas discusiones un poco perturbadoras, a mediados del 2016 empezaron a pagar ingresos brutos -que no pagaban desde el 2003- 50 millones de pesos por mes, y se les permitió entrar en moratoria por la deuda, solo se les cobró 5 años atrás”, relató.

La justicia debería defenderlo no perseguirlo

Y se defendió: “Siguen siendo los mismos los que manejan el juego, solo que empezaron a pagar Ingresos Brutos, como todos los demás contribuyentes”.

En un diálogo, donde se lo percibió visiblemente angustiado, Rodríguez Simón manifestó: “Parece tan ridícula la imputación que me hacen, teniendo desde 2014, junto con un equipo, la regulación del juego en la Ciudad... La Justicia, que es la que me tendría que defender, se transformó en una herramienta de persecución”.

“El mismo día que lo nombran a Soria ministro de Justicia se presenta el abogado de Cristina Kirchner Carlos Beraldi y piden que me citen a indagatoria, sin especificar en qué delito, en la misma petición piden que se me impida la salida del país. Es una incongruencia absoluta con el ejercicio del derecho de defensa, salvo que ya hayan decidido que si voy a indagatoria, quedo preso”, alegó.

“El mismo día, empieza una campana en C5N, con Aníbal Fernández, el mismo ministro Soria, el juez Oyarbide, una gran cantidad de alcahuetes y buchones del oficialismo como el diputado Valdés, Moreau, entre otros, que empezaron a repetir ‘Pepín va a ir preso’. Tanto lo dicen que me convencen que ya está todo listo para que yo vaya preso cuando vuelva”, relató, desde Uruguay. Y acusó también a Alberto Fernández de tener intereses en la causa.


LA NACION

No hay comentarios