Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Classic Header

{fbt_classic_header}

Noticias ya

latest

Sensaciones en VIVO el FIN DE SEMANA


Una mujer roció con alcohol a su pareja y lo prendió fuego; asegura que él le pegaba

 Un llamado al 911 alertó sobre una fuerte discusión en el interior de una casa de la localidad de Chacabuco. Al llegar al lugar los efectiv...

 Un llamado al 911 alertó sobre una fuerte discusión en el interior de una casa de la localidad de Chacabuco. Al llegar al lugar los efectivos se encontraron con una escena escalofriante. Una mujer de 38 años roció con alcohol a su pareja y lo prendió fuego.




El violento episodio tuvo lugar el domingo cerca de las 20 en un domicilio ubicado en las calles Almafuerte y Correa. El sujeto, según comentó una fuente policial al sitio Chacabuco en Red, sufrió quemaduras de segundo grado en el torso pero se encontraba fuera de peligro.


Horas después de que la policía se llevara detenida a la autora del ataque, un posteo en las redes sociales dio un vuelco a la historia y colocó a la agresora en el lugar de una mujer que durante años soportó la violencia de género a la que la sometía su pareja.


“Nadie cuenta lo que en realidad fue, todos preocupados por él, pero mi vieja se cansó de tanto maltrato. Se lo merece, es una porquería. Capaz que él tenía que matarla para que cuenten la verdad. Si nadie hace nada lo vamos a hacer nosotros!”, escribió una usuaria, que se identificó como la hija de la detenida.


La noche del 20 de septiembre de 2020, Vanesa Osores llamó al 911 porque su marido estaba herido de una puñalada en su casa del barrio San Cayetano, en el sur de Tucumán. También mandó desesperada a su hermana a buscar a un policía, y la mujer volvió con uno que encontró patrullando la zona. Para ese momento, Javier Hernán Gómez ya estaba muerto y su esposa dijo que habían entrado a robarles. Unos minutos después, entre lágrimas, confesó que lo había matado ella en un intento por defenderse de otro de sus ataques.


“Sufrí nueve años de violencia de género”, remarcó Vanesa en diálogo con el periodista José Inesta de TN.com.ar. La Justicia la imputó sin embargo por el delito de “homicidio agravado por el vínculo” y quedó detenida con prisión domiciliaria, debido a que tiene un hijo menor de edad con Síndrome de Down. “Nunca fue mi intención terminar con la vida de él”, aseguró, y después se lamentó: “Pero en ese momento era él o yo”.



“Yo solamente me defendí, pero estoy muy arrepentida. No soy una mala persona”, subrayó la imputada, mientras espera la fecha del juicio con una tobillera electrónica en su casa. A días de que se cumpla el plazo de la domiciliaria, Vanesa decidió hacer público su calvario. “No soy una asesina”, concluyó.


Fuente: TN

No hay comentarios