Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Classic Header

{fbt_classic_header}

Noticias ya

latest

Sensaciones en VIVO el FIN DE SEMANA


LA GUARDIA CÁRCEL QUE SE COGIÓ A UN RECLUSO

La Casa Blanca enfrentó duras críticas este miércoles por haber impedido el acceso a una conferencia de prensa a una periodista acreditada ...

La Casa Blanca enfrentó duras críticas este miércoles por haber impedido el acceso a una conferencia de prensa a una periodista acreditada de CNN por haber realizado, según la cadena informativa, preguntas "inapropiadas" al presidente Donald Trump.
La acusación se suma a otro caso que ha puesto en el ojo de la tormenta al sistema de correccionales en Australia


La periodista Kaitlan Collins  denunció que funcionarios de comunicaciones de la Casa Blanca le informaron que no podría asistir a un evento en donde estarían Trump y Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, porque más temprano había realizado preguntas "inapropiadas" a Trump.

"Condenamos con fuerza la decisión equivocada e inapropiada de la Casa Blanca de impedir el acceso de uno de nuestros trabajadores a una conferencia de prensa abierta luego de que ella realizara preguntas que no gustaron", expresó un comunicado de la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca.

"Este tipo de retaliación es absolutamente inapropiada, errónea y pusilánime. No puede prevalecer", añadió la nota. El Washington Post informó que se trata de un hecho "altamente inusual y posiblemente sin precedentes".


La cadena afectada también condenó la decisión: "Solo porque la Casa Blanca se siente incómoda con una pregunta sobre noticias del día, no significa que la pregunta no sea relevante y no deba ser hecha".

Otros periodistas, incluso de cadenas rivales como Fox News, también salieron en defensa de Collins.

La portavoz de la Casa Blanca Sarah Sanders emitió un comunicado alegando que la periodista se rehusó a irse cuando se lo pidieron. "Al final de una conferencia de prensa en la Oficina Oval una periodista gritó preguntas y se negó a irse aunque muchas veces se le pidió que lo hiciera", explicó.

"Por lo tanto, nuestro personal le informó que no sería bienvenida en el próximo evento en la Casa Blanca, pero dejó claro que cualquier otro periodista de su cadena podía asistir".

La administración Trump ha tenido una relación tensa con gran parte de la prensa estadounidense, y el presidente ha llegado a tildar a los principales medios -incluyendo a CNN– como los fabricantes de "Fake news" (noticias falsas).

(Con información de AFP)

No hay comentarios