Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Classic Header

{fbt_classic_header}

Noticias ya

latest

Sensaciones en VIVO el FIN DE SEMANA


Pelea voto a voto y empate virtual para la ley del aborto

La Cámara de Diputados protagoniza un debate histórico sobre la legalización del aborto, donde se intercambian fuertes discursos a favor y ...

La Cámara de Diputados protagoniza un debate histórico sobre la legalización del aborto, donde se intercambian fuertes discursos a favor y en contra, en una sesión con final incierto ya que el recuento extraoficial de votos daba un empate técnico con 124 votos en contra de la ley, 124 a favor, seis indecisos y una abstención. Ante este escenario incierto, cobra fuerte protagonismo la figura del presidente de la Cámara, Emilio Monzó, que en caso de empate deberá definir el destino de la ley como lo hizo Julio Cobos con la Resolución 125 durante la crisis con el campo.
el debate se extiende


Hasta ahora, Monzó, de fuertes creencias religiosas, no se ha pronunciado sobre el tema ya que él no vota al menos que tenga la responsabilidad del desempate. Anoche, según los portales de los diarios nacionales, Monzó negociaba para no tener que ser él quien defina el destino del proyecto.

Con pañuelos verdes sobre las bancas o colocados como muñequeras o bufandas, los diputados que respaldan el proyecto de despenalización del aborto expresaban su posición en el recinto, mientras los que están en contra exhibían en sus escritorios de forma más sutil los tradicionales pañuelos celestes con la leyenda "Salvemos las dos Vidas".

Minutos antes de medianoche, los conteos informales anunciaban el empate después que una diputada indecisa se pronunció a favor de la ley, pero la clave seguía en manos de seis indecisos que mantenían el suspenso.

El debate, uno de los más importantes sobre temas sociales desde el retorno de la democracia, comenzó después de las 11,30 y se prevé que se extienda por al menos 20 horas, es decir hasta las 8 de hoy.

Por la tarde-noche varios diputados que permanecían indecisos definieron su voto. Entre ellos se decidieron a favor de la legalización el massista Ignacio de Mendiguren; el exgobernador riojano Luis Beder Herrera (PJ); el radical Hugo Marcucci y el macrista Alejandro García.

En tanto, confirmaron su voto en contra los justicialistas Gustavo Saadi, el riojano Danilo Flores y la misionera Verónica Derna, mientras el radical de San Luis, José Riccardo anunció que se abstendrá.


Al abrir el debate como miembro informante, el presidente de la comisión de Legislación General, Daniel Lipovetzky (PRO), que coordinó las audiencias, reiteró su postura a favor de la legalización y dijo que "los cientos de abortos clandestinos que existen en la Argentina son un problema que debemos resolver".

La ley tiene por objeto garantizar el derecho de las mujeres a la interrupción del embarazo hasta la semana 14 y entre las modificaciones que sufrió el proyecto se incorpora la objeción de conciencia para aquellos profesionales que no quieran realizar el aborto. Para ello, deben manifestarlo previamente al integrarse a una institución médica, pero esta concesión no podrá ser ejercida por la entidad sanitaria.

El dictamen fija que cumplido el plazo de 14 semanas sólo podrán acceder a la interrupción voluntaria del embarazo: a) En caso de que el embarazo fuera producto de violación, con el sólo requerimiento de la declaración jurada de la mujer. b) Si hay riesgo de vida o la salud de la mujer o persona gestante. c) Si se diagnosticara la inviabilidad de vida extrauterina del feto. La práctica médica del aborto se deberá realizar en los hospitales públicos, las obras sociales sindicales, del Congreso, de las Fuerzas Armadas y de la justicia, el PAMI y las prepagas.




>>  Si se aprueba sigue y si no se archiva 1 año


Si Diputados lo aprueba. El proyecto va al Senado y debe pasar una semana antes de que tome estado parlamentario en la Cámara alta que podría, si decidiese un tratamiento exprés, discutirlo en el recinto dentro de ocho días. No es lo que ocurrirá. En Diputados, el debate en comisiones se extendió durante dos meses y medio e incluyó 723 exposiciones. En el Senado el proyecto podría llegar a votación en septiembre.


Si Diputados rechaza. El art. 81 de la Constitución señala que si un proyecto es rechazado por alguna de las dos cámaras (sin haber sido aprobado previamente por la otra), queda fuera de agenda y no puede volver a tratarse dentro del período legislativo en curso. Es decir, queda pendiente para el año próximo.

No hay comentarios