Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Classic Header

{fbt_classic_header}

Noticias ya

latest

La pillaron en la CABA por estafadora, cuentas pendientes en San Juan

Cuando Laura Alejandra García (30) salía de su centro de estética del barrio porteño de Monserrat la sorprendió la Policía. Esperaba cualqu...

Cuando Laura Alejandra García (30) salía de su centro de estética del barrio porteño de Monserrat la sorprendió la Policía. Esperaba cualquier cosa, pero no que le recordaran su pasado en San Juan. Creyó -con algo de acierto- que nadie la buscaba. Este martes, después de 18 meses y en medio de una crisis nerviosa, terminó presa y acusada de estafar a una multitudinaria estafa por $ 2 millones.
Laura García (30) muestra el corte de pelo de tres clientas del local que abrió en Monserrat.


García tenía pedido de captura desde fines de 2016. En noviembre, cuando los primeros hilos sueltos del “telar de la fortuna” empezaron a reclamar su dinero, Laura vació la peluquería de Pedro Echagüe y Salta, en el centro de San Juan, para escapar. No dejó rastro. O al menos eso pensaba.


Claudia, una depiladora con la que compartía el alquiler, la vio llevarse todo después de que empezaran a llegar mujeres reclamando su dinero.

Sus víctimas primero la escracharon en redes sociales. Luego la denunciaron en la Justicia. Aunque se presentaron 50 damnificados, voceros del caso estiman que serían más de 500.


El sistema que usaba García no es nuevo: se trata del esquema “Ponzi”, una modalidad de estafa piramidal. Ilusiones y personalidades carismáticas son la clave de un engaño que capta ahorristas con promesas de ganancias insuperables. Los pagos se sustentan en el ingreso de nuevos inversionistas. Pero en un momento la cadena se corta y todo colapsa.

Los investigadores aseguran que este tipo de fraude se “popularizó” en San Juan durante los últimos años, aunque ninguno de los casos habría tenido la magnitud del encabezado por García.

Según informaron fuentes del caso, la acusada usaba redes sociales para crear grupos de hasta 250 participantes. Con ellos establecía un vínculo de confianza y los convencía de invertir entre 2.000 y 3.000 pesos cambio de ganancias del 100% en el corto plazo. Todo funcionaba bien, hasta que dejó de pagar.


El 18 de abril el diario Tiempo de San Juan dio a conocer el paradero de la mujer, que estaba prófuga y con restricciones para salir del país. Fue luego de que dos lectores se comunicaran para contar que la habían visto en una iglesia evangelista de Independencia al 1500, en el barrio de Monserrat. Además, señalaron que había instalado un nuevo comercio sobre la calle Chile al 1300. Esa peluquería habría comenzado a funcionar el 7 de marzo.

Tras la difusión de esos datos, el Juzgado de Instrucción N° 3 de San Juan, a cargo de Mario Guillermo Adarvez, pidió ayuda al área de Ciberdelitos de la Policía de la Ciudad porteño.

“A través de la información que aportó el Juzgado y de tareas de inteligencia del área de ciberdelitos, se comprobó que la mujer iba a una iglesia evangelista y que tenía una peluquería. Vivía a pocas cuadras de allí, en una pensión, con su marido y un niño. Esperamos a que saliera para ir a buscar a su hijo al colegio y la detuvimos. Ahora será trasladada a San Juan para quedar a disposición del juez que pidió la detención”, confirmaron fuentes del caso a Clarín.

No hay comentarios