Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Classic Header

{fbt_classic_header}

Noticias ya

latest

Sensaciones en VIVO el FIN DE SEMANA


Al filo del cierre de listas, en el PJ Bonaerense se perfilan dos espacios para confrontar en la interna

Hoy a las 17 cierra la inscripción de candidatos del PJ y se perfilan dos espacios bien definidos para competir. Hay reuniones y conversaciones de último minuto, pero la unidad parece cada vez más una quimera. Y es sólo el aperitivo de la “otra” pelea, que se desarrollará en la Legislatura.

El peronismo bonaerense no sale del estado de convulsión permanente en el que entró a fines de 2015, cuando se terminó de configurar un escenario en el que la Nación, la Provincia y la mayoría de los distritos quedaban bajo el signo político de Cambiemos y el PJ se reducía a su mínima expresión en décadas.

 Las elecciones del PJ se llevarán a cabo con la amenaza de la intervención sobre sus cabezas. Adentro admiten que elementos para avanzar con ese proceso no faltan.
Hoy a las 17 cerrará el plazo para inscribir candidatos en las elecciones internas del peronismo bonaerense y la declamada unidad parece más que nunca una quimera. A pesar de que varios se lanzaron a la arena, se vienen delineando dos espacios que, a grandes rasgos, se pueden identificar como los intendentes del Conurbano, por un lado, y Fernando Espinoza, junto al kirchnerismo y alcaldes del interior por el otro.

Entre los primeros punteó Gustavo Menéndez, intendente de Merlo, que abrochó el apoyo de sus pares de la primera. Más tarde fueron acoplándose los de la tercera, encabezados por Martín Insaurralde, con el aval de históricos como Juan José Mussi, de Berazategui, o de Julio Pereyra, de Varela.

El planteo es que Fernando Espinoza de un paso al costado y permita hacer surgir un peronismo que dialogue más y confronte menos.  “Hay que armar un PJ no combativo, que esté en línea con lo que piensa la gente en este momento, que no quiere grieta”, le dijo a este portal uno de los intendentes que confluyen en esta idea, y que llegó a hablar de “setentismo” para referirse al ala más opositora del partido.

“Llevamos tres elecciones perdidas y hay que producir algún cambio”, se sinceró ante la consulta de INFOCIELO otro de los que quiere “jubilar” a Espinoza.

Espinoza, por su parte, se sienta sobre la pila de votos de La Matanza y pide continuar. Fue ungido en su momento como un candidato que expresaba síntesis entre sectores del kirchnerismo, del sciolismo y de las tribus que oscilaban entre uno y otro espacio. Pero parece haber perdido predicamento y sólo lo apoyan los sectores kirchneristas y los del interior que temen que una conducción de “conurbanos” se los lleve puestos.

Walter Festa, que se había candidateado hace una semana, puso a disposición de Espinoza su renuncia, como “gesto” para lograr la unidad. No parece que otro de los candidatos vaya a imitarlo.

Desde las 11 unos y otros encabezarán reuniones de último momento para cerrar sus negociaciones internas y anotar a los postulantes a ingresar en el Consejo Provincial. También buscarán acercar posiciones que, hoy por hoy, parecen lejanas e irreconciliables.

Se trata de una puja en la que que muchos dirigentes admiten hay un componente emocional y hasta cultural. "El PJ no existe más, ¿de qué te sirve ser Secretario de Adoctrinamiento del partido?", se preguntó un alcalde que, de todas formas, concurrirá a las reuniones de hoy. La pregunta tiene sentido: debajo del Presidente, en el peronismo nadie tiene entidad. Y esa entidad alcanza para poco, porque el partido suele diluirse en sus propias políticas frentistas.

Claro que, de fondo hay una disputa un poco más terrenal: la de los cargos en la Legislatura. A partir de la renovación de las bancadas se pondrá nuevamente sobre la mesa el debate por las autoridades: vicepresidencias, comisiones estratégicas y hasta las conducciones de los bloques tensan aún más una discusión que viene picante desde la sanción del Presupuesto, lograda en tiempo récord por Cambiemos hace menos de 48 horas.

Menéndez no perdió tiempo y ya tiene acordado puertas adentro cómo orquestará el reparto. Posiblemente pueda negociar mejor con Cambiemos, que busca ávidamente interlocutores dialoguistas que no espera encontrar en el núcleo duro del kirchnerismo y parece dispuesto a premiarlos.

No hay comentarios