Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Classic Header

{fbt_classic_header}

Noticias ya

latest

Sensaciones en VIVO el FIN DE SEMANA


Randazzo ratificó su aspiración ante Pichetto y un grupo de senadores

El tema social ocupó parte de la agenda y de la necesaria renovación generacional que debe enfrentar el peronismo, según las fuentes consultadas. Las presencias de senadores en la foto de ayer implican un endoso a favor de Randazzo en su decisión de enfrentar al cristinismo.

"Si hay primarias, voy a competir; contra Cristina o contra quien sea." Con esta frase, Florencio Randazzo le aseguró ayer a un grupo de senadores nacionales que competirá en las primarias del PJ bonaerense por una candidatura para las elecciones legislativas de medio término, en octubre, una determinación que pondría la interna peronista al rojo vivo.


El ex ministro del Interior fue más allá y cerró la puerta a una eventual "lista de unidad" con el kirchnerismo, una costumbre muy arraigada en el PJ en los últimos 30 años. "Quiere primarias, no quiere saber nada con un eventual acuerdo de cúpulas", confió a LA NACION uno de los participantes del encuentro.

Randazzo se encargó de filtrar su desafío justo cuando el kirchnerismo se debate entre poner en juego a Cristina Kirchner, una apuesta fuerte y definitiva, o esperar tiempos mejores y jugar un alfil en suelo bonaerense en las próximas elecciones legislativas.


La reunión fue un almuerzo en el despacho del jefe del bloque de senadores del FPV, Miguel Pichetto (Río Negro), uno de los primeros dirigentes peronistas de relieve en tomar distancia de la ex presidenta y de abogar por una renovación del peronismo.

Participaron, además, Juan Manuel Abal Medina (Buenos Aires), Omar Perotti (Santa Fe), Pedro Guastavino (Entre Ríos), Rodolfo Urtubey (Salta), Mario Pais (Chubut), Carlos "Camau" Espínola (Corrientes) y Julio Catalán Magni (Tierra del Fuego). Este último, el único miembro del FPV que apuesta por Randazzo desde 2015.

sabe la tierra
El ex ministro kirchnerista se fue sin hacer declaraciones. Vestido de saco azul y camisa celeste, con su tradicional barba entrecana pero con el pelo más largo que de costumbre, Randazzo declinó con cortesía los pedidos de la guardia periodística que lo aguardaba en los pasillos del segundo piso del Senado.

Los que sí hablaron fueron Abal Medina y, mas tarde, Pichetto. "Fue una muy buena reunión en la que charlamos de la difícil situación económica y social que atraviesa nuestro país y de la necesidad de reconstruir un peronismo de mayorías que pueda ofrecer un futuro mejor", afirmó.

No hay comentarios