Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Classic Header

{fbt_classic_header}

Noticias ya

latest

Sensaciones en VIVO el FIN DE SEMANA


ESTRATEGIA JUDICIAL POR LA DROGA EN MARDEL

DIARIO LA CAPITAL

DIARIO LA CAPITAL
A partir del año 2015, los lineamientos para investigar la problemática de la droga cambiaron en el Departamento Judicial Mar del Plata. Ahora se busca atacar a los vendedores y penalizar menos a los que consumen. De esa manera se redireccionaron recursos. La cantidad de droga secuestrada y las bandas desarticuladas aumentaron.

Para abordar la problemática de la droga, la política judicial en Mar del Plata cambió a partir de enero de 2015, cuando se decidió no perseguir a los consumidores y orientar los recursos de la única fiscalía existente a los eslabones superiores de la cadena viciosa.

El artículo 14 de la segunda parte de la Ley 23.737 refiere sobre la tenencia de material estupefaciente para el consumo personal y es el que desde entonces no genera expedientes judiciales. De esa manera se logró un avance sustancial en la batalla contra la criminalidad narco, pero para que eso se vea reflejado en la calle deben pasar años de sostenimiento de esa estrategia y, principalmente, apoyo político.

Para tener una aproximación al cambio de foco, en el año 2014 se iniciaban a razón de 3 causas por día con personas detenidas con tenencia. Luego, ese tipo de expediente disminuyó en un 80 por ciento y la tendencia sigue en baja.

Al analizar los datos cedidos por el Ministerio Público Fiscal se observa que antes de enero de 2015 había una actividad investigativa judicial un tanto singular. Por ejemplo, en el año 2014 no se solicitaron intervenciones telefónicas pese a que se abrieron 516 causas por tenencia con fines de comercialización. De ese medio millar de causas avanzaron muy pocas, al punto de allanarse 42 domicilios. En 2015 las causas ascendieron a 577 y los domicilios registrados fueron el doble, 86. Ya en 2016, se efectuaron 70 intervenciones de líneas telefónicas para las 308 causas de investigación de vendedores de drogas, y el acierto en porcentaje resultó mayor, con 73 domicilios requisados.

La aplicación de un criterio selectivo de denuncias en base a verosimilitud, dato inicial y característica del denunciante –antes toda denuncia recibida significaba la apertura de una causa- disminuyó las causas y por eso en 2016 “solo” se abrieron 308.

Pero lo más trascendente es la cantidad de dinero y droga secuestrados. Mientras en 2014 se incautaron de 33 kilos de marihuana en el 2015, ya sin perseguir a consumidores, el número fue de 31 kilos y en el 2016 fue de 75. Con la cocaína la diferencia es abismal: en 2014 fueron 3,47 kilogramos, en 2015 casi 8 y en 2016 casi 7.

graficos

Respecto al dinero que estaba en poder de vendedores de drogas, en 2014 se secuestraron 131 dólares, contra 7.564 en 2015 y 19.806 en 2016. En cantidad de pesos también el avance es clave: en 2014 se decomisaron 193.945, en 2015 fueron 674.086 y en 2016 la cifra ascendió a 1.389.457.

Vale destacar un detalle clave como es la competencia de la Fiscalía de Estupefacientes de la Justicia provincial. La fiscalía a cargo de Daniela Ledesma y Leandro Favaro no se encarga del contrabando de drogas, sino del narcomenudeo. Por eso cuando una investigación termina en un hallazgo grande es automáticamente derivada a la Justicia Federal, como sucedió en la causa de los Casco, Martins y Rebollo.

Está claro que la gran cantidad de drogas que se distribuye en Mar del Plata viene de otro lugar. Acá no se produce, no hay cocinas ni laboratorios –por ello no se secuestra “paco”- y todo lo que se consume, lo traen de afuera. En ese sentido, la instancia superior de la cadena del narcotráfico, es decir, los proveedores de quienes desarrollan el narcomenudeo, se lograron algunas causas exitosas. En 2013 Juan Manuel Mariscal fue interceptado en la autovía 2 cuando transportaba 153 kilogramos de cocaína y le dieron 7 años de cárcel. En esa causa se pudo investigar el lavado de dinero, lo que permitió el “Operativo Lavado Total”, con 248 automóviles secuestrados y 24 procesados, muchos de ellos de la comunidad zíngara dedicada a la compra y venta ilegal de automóviles.

También se recuerda el operativo Abecedario que desarticuló una banda con base en Mar del Plata que además de recibir el estupefaciente y distribuirlo en la ciudad y la zona, lo enviaba a otros puntos del país. Secuestraron 15 kilogramos de cocaína, autos, dinero y armas.

En julio de 2013 cayó la banda de “El Castor”, un individuo que debía recibir en el barrio 2 de Abril de Mar del Plata un cargamento con 130 kilogramos de marihuana. Durante la investigación a cargo del actual segundo jefe de la DDI, José Luis Segovia, en total se secuestraron 240 kilogramos.

No hay comentarios