Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Classic Header

{fbt_classic_header}

Noticias ya

latest

Sensaciones en VIVO el FIN DE SEMANA


Corte de Venezuela asumió poderes de la Asamblea y hubo condena mundial al autogolpe

El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela resolvió asumir las competencias de la Asamblea Nacional en un controvertido fallo que según l...

El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela resolvió asumir las competencias de la Asamblea Nacional en un controvertido fallo que según la oposición busca darle plenos poderes al presidente Nicolás Maduro. La sorpresiva sentencia, señalada de estar controlada por el gobierno, agudizó el conflicto entre los poderes públicos y amenaza con profundizar la crisis en el país caribeño. Hubo fuerte repudio internacional.
La oposición acusó al presidente Maduro de lanzar un Golpe de Estado.


En el fallo el Tribunal resolvió que "mientras persista la situación de desacato y de invalidez de las actuaciones de la Asamblea Nacional esta Sala Constitucional garantizará que las competencias parlamentarias sean ejercidas directamente por esta Sala o por el órgano que ella disponga".

En enero de 2016 y tras una aplastante victoria la oposición asumió el control del Congreso por primera vez en 17 años. Desde entonces el Tribunal Supremo ha emitido casi medio centenar de sentencias contra las leyes y acuerdos aprobados por el Legislativo y lo ha declarado en desacato, agravando una situación que lleva más de un año en plena ebullición.

Lilian Tintori, esposa del encarcelado opositor Leopoldo López, tras hablar con el presidente Mauricio Macri señaló que "en las últimas horas se ratificó la dictadura en Venezuela, porque eliminaron la Asamblea Nacional. Han dado un golpe de Estado".

"Ya no se trata de anular todas las actuaciones de la Asamblea Nacional sino de usurpar todas sus competencias permitiendo que puedan aprobar nuevas leyes que le den más poder al dictador (Maduro) para seguir destruyendo a nuestra Venezuela", dijo el diputado opositor Freddy Guevara, primer vicepresidente de la Asamblea Nacional.

El presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, coincidió con Guevara y denunció que "en Venezuela Nicolás Maduro dio un golpe de Estado".

El Tribunal declaró en desacato a la Asamblea por negarse a cumplir una sentencia que había bloqueado la juramentación de tres diputados opositores del estado de Amazonas por la supuesta compra de votos.

Aunque posteriormente el Legislativo revirtió dicha juramentación, el máximo tribunal mantuvo la medida invocando una serie de tecnicismos y dejó en un limbo legal la situación de los legisladores electos de Amazonas.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, tachó este jueves de "autogolpe de estado" la decisión del Tribunal Supremo de Venezuela de sustituir en sus funciones al Parlamento, controlado ahora por la oposición al Gobierno de Nicolás Maduro. Al tiempo que pidió convocar de urgencia al Consejo Permanente del ente continental.


"Las dos sentencias del TSJ de despojar de las inmunidades parlamentarias a los diputados de la Asamblea Nacional y de asumir el Poder Legislativo en forma completamente inconstitucional son los últimos golpes con que el régimen subvierte el orden constitucional del país y termina con la democracia", agregó Almagro.

La comunidad internacional expresó su repudio luego de difundirse el fallo del TSJ. EEUU, Perú, Colombia, Brasil, Chile y México cuestionaron el accionar como un revés para la democracia y en igual sintonía se manifestó la Unión Europea.

El organismo europeo pidió en un comunicado "establecer un calendario electoral claro y respetar a la Asamblea Nacional y a todos sus miembros, como prevé la Constitución".

En el ámbito local, el presidente Mauricio Macri , la diputada nacional Elisa Carrió y sus pares Sergio Massa, Mario Negri y Ricardo Alfonsín condenaron el hecho y pusieron el foco en convocar la Carta Democrática para expulsar a Venezuela de la OEA. En tanto el CELS repudió el "golpe institucional" y pidió resguardar la democracia.

A comienzos de esta semana el Tribunal Supremo también abrió el camino para poner límites a la inmunidad de los legisladores tras declarar nulo por inconstitucional el respaldo de la Asamblea Nacional a la activación del proceso para aplicar a Venezuela la Carta Democrática Interamericana.

Por primera vez, el máximo tribunal dictaminó expresamente que asumirá las funciones legislativas de la Asamblea.

La oposición venezolana ha asegurado que prepara una dura reacción en las calles ante la decisión del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), dominado por el chavismo, de inhabilitar a la Asamblea Nacional (AN). Para impedir los habituales ataques de los cuerpos policiales contra los manifestantes, el presidente de la Cámara, Julio Borges, ha sido cauteloso con la agenda de protestas. “No queremos que el Gobierno nos venga a reprimir desde ya, lo vamos a hacer en su momento y lo vamos a hacer en compañía del pueblo venezolano en todos los rincones del país”, dijo el diputado.


La Unidad Democrática mostrará sus cartas este viernes en una rueda de prensa en Caracas. Pero en la capital de Venezuela el descontento por el golpe propinado al poder Legislativo se ha comenzado a palpar. En varias urbanizaciones del este de la ciudad se han producido minúsculas y espontaneas manifestaciones para rechazar la ruptura del orden constitucional.

Un grupo de diputados opositores ha sido el primero en protagonizar una protesta. Se han manifestado ante la sede del Supremo, en el centro de Caracas, contra la sentencia 156 de la Sala Constitucional del TSJ, publicada el miércoles por la noche, que despoja de competencias a la Asamblea Nacional, pero militares y seguidores del chavismo la han reprimido. “Tenemos que salir, protestar y pelear por nuestros derechos… Vienen días muy difíciles para Venezuela”, afirmó Carlos Paparoni, un parlamentario agredido, al canal VivoPlay.

La anulación de la AN ha sido condenada por Gobiernos y organizaciones internacionales, mientras el chavismo se ha atrincherado en el silencio. Los pronunciamientos del Gobierno de Venezuela son paupérrimos sobre la sentencia que liquida al poder Legislativo y traspasa sus funciones la Sala Constitucional u otro organismo que comisione el TSJ.

Cilia Flores, primera dama de Venezuela y diputada oficialista, ha tratado de justificar el golpe institucional. “La asamblea, estando en desacato, se auto anuló y los vicios, derrotas y ese proceder errático del Parlamento venezolano lo llevaron a esa sesión de la OEA (Organización de Estados Americanos) para acabarla, terminar de destruirla. Eso es lo que está haciendo esta derecha. Todo donde ellos pisan no crece más la hierba”, opinó en un programa en la televisión estatal VTV. Pero su esposo, Maduro, no ha hecho declaraciones y su Gabinete tampoco se ha extendido en menciones sobre el despojo de las competencias a los parlamentarios.

Hace años que el Gobierno de Maduro es cuestionado por alejarse los modelos democráticos. La persecución y arresto de opositores, la suspensión de un referéndum para revocarlo, la manipulación del Supremo y del Poder Electoral y ahora un zarpazo contra la AN destacan como los principales signos de autoritarismo.

El chavismo se sacude los cuestionamientos. Hace tres días los países de la OEA discutieron la activación de la Carta Democrática Interamericana en Venezuela. Maduro acusó de un complot internacional en su contra: “El departamento de Estado de Estados Unidos ha armado una coalición de Gobiernos derechistas para derrumbar a Venezuela”.

Vargas Llosa cruzó a Maduro: "Violó todas las libertades públicas e instituciones"

El Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa fustigó este jueves al gobierno de Venezuela, después de que la corte suprema de este país asumiera las funciones legislativas, y exhortó a que se aplique la Carta Democrática de la OEA.      

El presidente Nicolás Maduro "claramente ha violado todas las libertades públicas y las instituciones que defienden los derechos humanos en su país", dijo a periodistas Vargas Llosa en la ciudad de Arequipa, en el sur de Perú.

El escritor peruano exhortó además a Perú y a los países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) a apoyar a este organismo en sus intentos por hacer valer la Carta Democrática a Venezuela, en rechazo a la decisión del Tribunal Supremo de Justicia de ese país de asumir las funciones del Parlamento, de mayoría opositora.

"Espero que el Gobierno peruano colabore con todos los gobiernos que acepten la decisión de la OEA de aplicar la Carta Democrática al gobierno de Venezuela", agregó el autor de "La civilización del espectáculo".

Las declaraciones de Vargas Llosa se producen después de que Perú resolviera retirar "de manera definitiva" a su embajador en Venezuela, en protesta por lo que considera un "quebrantamiento del orden democrático".

"Condeno la ruptura de la democracia en Venezuela. Retiro de manera definitiva a mi embajador en ese país", escribió el presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, en Twitter.

La Cancillería peruana informó de que inició consultas con los países miembros de la OEA para que, "en el marco de la Carta Democrática Interamericana, se adopten con la mayor urgencia las medidas que correspondan ante la evidente ruptura del orden constitucional y democrático en Venezuela".

No hay comentarios