Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Classic Header

{fbt_classic_header}

Noticias ya

latest

Sensaciones en VIVO el FIN DE SEMANA


Una fogata podría ser clave en el caso de una mujer desaparecida en Necochea

Adriana del Valle Caballero tiene 26 años y es mamá de un nene de 4. Hace 15 días salió de su casa en la ciudad de Necochea para hacer unas...

Adriana del Valle Caballero tiene 26 años y es mamá de un nene de 4. Hace 15 días salió de su casa en la ciudad de Necochea para hacer unas compras y no volvió. Sin embargo el misterio de su desaparición podría empezar a dar las primeras respuestas en las próximas horas.
La buscan desde el domingo 20 de noviembre


Ese último domingo, una cámara de seguridad ubicada en la rotonda de avenida 59 y ruta nacional 228 captó su imagen, caminando junto a un hombre hacia un lote sembrado con trigo. Después de eso, se la tragó la tierra.

Ese hombre era César Raúl Villanueva, un misionero de 35 años al que se le encontró, en la pieza que ocupaba de una quinta en donde trabajaba, varias pertenencias de Adriana que lo ubicaron como único y principal sospechoso de la investigación. Abajo de un colchón la policía secuestró un teléfono celular sin chip, un corpiño, un morral, una agenda personal y hasta un CD de la mujer desaparecida.

El sospechoso fue entonces detenido, acusado en principio por los delitos de privación ilegal de la libertad y robo. Si bien se negó a declarar en la Fiscalía, en dependencias policiales habría confesado el crimen y dado un presagio escalofriante: "Nunca la van a encontrar".

"Él ya la tuvo encerrada antes, la golpeó y la lastimó", contó en el programa "Nosotros a la mañana" de Canal 13 Victoria, la hermana de la víctima, en referencia a un episodio de hace tres meses. Además, señaló que Villanueva "tiene denuncias anteriores por haber golpeado a otra chica".

Sin embargo, las sospechas en su contra terminaron de cerrar con un último dato revelado a TN.com.ar por la fiscal del caso, Silvia Gabriele y que a esta hora es el foco de la investigación. Se trata de una fogata que se encendió horas después de la desaparición en la quinta en la que trabajaba el detenido y por la que se ha convocado para peritar el lugar a un antropólogo forense en busca de rastros de la mujer.

No hay comentarios