Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Classic Header

{fbt_classic_header}

Noticias ya

latest

Sensaciones en VIVO el FIN DE SEMANA


Sin trenes ni subtes: una jornada caótica en la Ciudad por el paro del transporte

Pablo Maradei/clarín Acaso como estrategia de diferenciación respecto a otros gremios o como complemento a las negociaciones que se estén ...

Pablo Maradei/clarín
Acaso como estrategia de diferenciación respecto a otros gremios o como complemento a las negociaciones que se estén llevando adelante entre el Gobierno y la CGT por la ley consensuada de Ganancias, una veintena de gremios enrolados en la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) -entidad que dirige el integrante de la CGT Juan Carlos Schmid- comenzaron desde las 4 un paro que dejó al país inmovilizado por una jornada de asambleas.
La medida arrancó a las 4, con el cese de actividades de los ferroviarios. El subte no funcionan desde las 5. Y los colectivos empezaron a transitar poco después de las 7.


Más allá de la cuestión política, lo cierto es que es complicado trasladarse: hasta el mediodía habrá cese de actividades y asambleas en los lugares de trabajo. Desde la CATT evitaron hablar de paro para que el Ministerio de Trabajo no dictara la conciliación obligatoria y obligase a levantar la medida, pero en los hechos lo será.

En el subte las asambleas comenzaron a las 5. Lo mismo hicieron los colectiveros, aunque poco después de las 7 algunas líneas comenzaron a funcionar. Por su parte, los ferroviarios empezaron a las 4 de la madrugada, aunque adelantaron que no habrá servicio hasta las 12 del mediodía.

A las 7.30, en las Terminales Portuarias Río de la Plata confluirán Juan Carlos Schmid y Pablo Moyano (Camioneros y secretario gremial de la CGT).

A las 10, hablará en Aeroparque, Juan Pablo Brey, del los Aeronavegantes y secretario de Prensa de la CATT: hará la evaluación de las asambleas en el sector aeroportuario.

La medida se inscribe en el marco de la puja por Ganancias, con una particularidad: estos gremios quieren que las horas extras y los viáticos no tributen el impuesto.

Esto bajaría la cantidad de trabajadores de este sector que tributan. Su pretensión se choca con la de otros gremios que quieren subir el mínimo no imponible ya que muchos ni siquiera cobran horas extras. Estas diferencias generaron fricciones y grietas en la CGT. Uno de los dirigentes que estará sentado hoy frente al Gobierno comentó a este diario: "Entiendo el reclamo de la CATT, pero no se puede exceptuar todas las horas extras y dejar un salario básico mínimo". 

No hay comentarios