Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Classic Header

{fbt_classic_header}

Noticias ya

latest

Sensaciones en VIVO el FIN DE SEMANA


RIVER PERDIÓ ¿QUÉ SIGUE?

Newell’s Old Boys venció anoche a River Plate con un polémico penal por una mano aparentemente casual de Camilo Mayada, que el goleador Ign...

Newell’s Old Boys venció anoche a River Plate con un polémico penal por una mano aparentemente casual de Camilo Mayada, que el goleador Ignacio Scocco convirtió en el comienzo del complemento, en un entretenido encuentro jugado en el Estadio Coloso Bielsa por la décima fecha del Torneo de Primera División.
Con un penal dudoso, Scocco le dio el triunfo 1 a 0 a Newell’s sobre River. La Lepra, por su juego, mereció el triunfo.


Newell’s sigue como escolta de Estudiantes, con 21 puntos, a cinco del líder, en una gran campaña del utilitario equipo de Diego Osella, que consiguió una gran victoria por la solidez de su juego, sobre todo en el primer tiempo, más allá de la polémica por la sanción de un penal que pareció inexistente porque Mayada no aparentó jugar la pelota con intención de llevársela con la mano. River, que juega ‘a matar o morir‘, estuvo varias veces al borde del suicidio futbolístico en el primer tiempo porque es un equipo cuando ataca con dos volantes externos ofensivos, dos delanteros, un volante mixto como Ignacio Fernández y la proyección de los laterales, pero quedaba muy expuesto a defender casi únicamente con sus defensores y el pobre Joaquín Arzura.

Así, River jugó mejor en los primeros y en los últimos minutos del primer tiempo, cuando la pelota pasó por los habilidosos pies de D’Alessandro, el ‘Pity‘ Martínez y el pibe Driussi, pero sus llegadas apenas se redujeron a un cabezazo de Alario a las manos del arquero, a los 9‘, y a un zurdazo apenas desviado del propio Martínez a los 26’.
Y el utilitario Newell’s de Osella fue la antítesis porque construyó un partido inteligente a partir de sus fortalezas y hasta de sus debilidades. Se paró mejor en su campo y trató de hacer una presión alta asfixiante.

El complemento fue otro partido porque el desarrollo se emparejó en el comienzo entre el mejor juego de River con la pelota y una merma de la intensidad en la presión ofensiva de Newell’s. Hasta que a los 7’ se produjo la jugada que desniveló el partido cuando Maxi Rodríguez le tiró un ‘sombrero’ en la puerta del área grande a Camilo Mayada, a quien la pelota le pegó aparentemente en forma casual en el brazo izquierdo, pero el juez Silvio Trucco interpretó que fue penal e Ignacio Scocco no perdonó y la clavó fuerte, abajo y al medio.

River fue prolijo con la pelota ante un Newell’s que se replegó decididamente y apostó al contraataque, pero la visita sólo llegó con peligro a los 40’ en un mano a mano del ingresado Larrondo que ganó Pocrnjic. Y en el último minuto de los ocho de adición, Formica enganchó por la izquierda y sacó un derechazo que pasó muy cerca del ángulo superior izquierdo, como para coronar el buen partido de Newell’s.

No hay comentarios