Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Classic Header

{fbt_classic_header}

Noticias ya

latest

Sensaciones en VIVO el FIN DE SEMANA


Pesadilla en Brasil

Nada de nada. Por ahora los números dan una ayuda y la clasificación a Rusia 2018 no está perdida. En apenas 4 puntos hay varios equipos co...

Nada de nada. Por ahora los números dan una ayuda y la clasificación a Rusia 2018 no está perdida. En apenas 4 puntos hay varios equipos con chances y entre esos aparece esta Argentina sin Norte, sin estilo, sin alma. Una Argentina, que tuvo al lateral izquierdo sanjuanino Emmanuel Mas de titular, que vivió una pesadilla en Brasil que nunca pudo encontrar respuestas anímicas y futbolísticas para terminar perdiendo por 3-0 y ahora, apostando todo a ganar como sea el martes venidero en San Juan frente a Colombia como para reacomodar las cargas. Pero en Belo Horizonte, Argentina dio pena. Una caricatura de ese mismo equipo que perdió tres finales consecutivas, pero que ante Brasil no mostró nada.
Incrédulos. Javier Mascherano, Lionel Messi y Sergio Agüero son puro lamento, ante el festejo del lateral brasileño, Marcelo. Argentina sufrió un golpazo en Belo Horizonte y por ahora, está afuera del Mundial de Rusia.


Lejos de lo que se suponía sería aluvión de Brasil, en los primeros 45’, Argentina supo controlar lo que el local le propuso de entrada. El tándem Marcelo-Neymar fue neutralizado por el laburo de Pérez con Zabaleta, dejando sin ala izquierda al ataque de Brasil. Así, Argentina emparejó la historia y pasó 25 minutos sin sobresaltos hasta que Neymar lo sacó de posición a Zabaleta, le abrió el camino a Coutinho y el delantero del Liverpool inglés la clavó en el ángulo para poner arriba a Brasil en su primera llegada a fondo. Contundencia total. Un ataque, un gol. Argentina quiso reaccionar y Biglia tuvo la más clara con un remate desde el vértice del área que sacó Alisson con muchísimo esfuerzo. Todo pasó a ser demasiado parejo y Argentina merodeaba el área brasileña sin tener en Higuaín -de pobrísima labor- peso en ataque. Emma Mas fue uno de los que se animó y desvió su remate. Era el mejor momento argentino del primer tiempo pero Brasil fue una vez más y en el filo del primer tiempo le metió el golpe de nocaut con una aparición sensacional de Neymar: 2-0 abajo y con muchísimo por resolver en el entretiempo.

Bauza metió mano en el entretiempo y desarmó el tándem por derecha que rindió bastante sacando a Pérez y no a un desconocido Di María, mandando a la cancha al Kun Agüero en la idea de ser más ofensivo mas que nada por nombres que por producción. Y Argentina ahora decididamente se descompensó con la libertad que encontraron Marcelo y Neymar para hacer desastres por la izquierda. Entonces, el equipo de Bauza quedó a la buena de Dios y rogando que Brasil no apretara el acelerador. Cosa que pasó a los 12’ del complemento cuando Paulinho apareció por la derecha y definió todo poniendo el 3-0 lapidario para las pocas ilusiones que quedaban en Argentina. No hubo reacción. Hubo impotencia, desazón. Argentina fue un alma en pena en Brasil, una postal del descontrol que gobierna la AFA y que tiene su eco en ‘el equipo de todos’. Un papelón del que le costará levantarse.

No hay comentarios