Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Classic Header

{fbt_classic_header}

Noticias ya

latest

Sensaciones en VIVO el FIN DE SEMANA


Una denuncia sobre evasión de impuestos complica a Trump

Nueva York. The New York Times

Nueva York. The New York Times
Según The New York Times, declaró pérdidas en tres empresas por US$ 916 millones en 1995. Apoyándose en una exención fiscal, evitó así tributar al fisco un monto similar.


Donald Trump registró pérdidas de 916 millones de dólares en sus declaraciones del impuesto a las ganancias de 1995, una deducción fiscal tan importante que pudo haberle permitido evitar pagar de manera legal cualquier impuesto federal a las ganancias hasta por 18 años, muestran registros que obtuvo The New York Times.

Los registros de impuestos de 1995, nunca dados a conocer hasta ahora, revelan los beneficios pocos comunes que Trump, candidato republicano a la presidencia, obtuvo del desastre financiero que dejó tras de sí a comienzos de los 90 debido a la mala administración de sus tres casinos de Atlantic City, su desafortunada incursión en el negocio de las líneas aéreas y su poco oportuna compra del Hotel Plaza en Manhattan.

Los especialistas tributarios contratados por el Times para analizar las declaraciones de 1995 de Trump dijeron que normas impositivas especialmente ventajosas para los contribuyentes ricos le habrían permitido a Trump usar sus pérdidas de 916 millones de dólares para cancelar un monto equivalente de ingresos imponibles durante un período de 18 años. Si bien los ingresos imponibles de Trump en los años posteriores todavía no se conocen, una pérdida de 916 millones en 1995 habría tenido suficiente magnitud como para eliminar más de 50 millones de dólares anuales de ingresos imponibles durante 18 años.

La pérdida de 916 millones sin duda podría haber eliminado cualquier impuesto federal que de otro modo habría debido por los 50.000 a 100.000 dólares que cobraba por cada episodio de su ciclo de TV “El aprendiz”, o los US$ 45 millones que cobró entre 1995 y 2009 cuando fue presidente ejecutivo de la compañía que creó para que asumiera la propiedad de sus problemáticos casinos de Atlantic City. Entretanto, las acciones de los inversores ordinarios de la nueva compañía se desplomaron de US$ 35,50 a 17 centavos, mientras que a decenas de contratistas no se les pagaron trabajos realizados en los casinos de Trump y los tenedores de bonos de los casinos recibieron centavos por cada dólar de valor nominal.

“Ha obtenido un enorme beneficio por su destrucción” a comienzos de los 90, dijo uno de los expertos, Joel Rosenfeld, profesor del Instituto Schack de la Propiedad Inmueble de la Universidad de Nueva York. Rosenfeld definió así el consejo que le daría a un cliente que viniera con una declaración de impuestos como la de Trump: “¿Se da cuenta de que puede crear 916 millones de ingresos sin pagar un solo centavo de impuestos?” Trump no accedió a efectuar declaraciones sobre los documentos pero su equipo de campaña publicó un comunicado que no cuestionaba ni confirmaba la pérdida de 916 millones. “El Sr. Trump es un hombre de negocios altamente calificado que tiene la responsabilidad fiduciaria ante su negocio, su familia y sus empleados de no pagar más impuestos que los que le exige la ley”, decía el comunicado. “Dicho esto, el Sr. Trump ha pagado cientos de millones de dólares en impuestos a la propiedad, impuestos indirectos y a las ventas, impuestos a los bienes raíces, impuestos municipales, impuestos estatales, impuestos por sus empleados e impuestos federales”. El comunicado continuaba: “El Sr. Trump conoce el código tributario mucho mejor que cualquiera que haya competido por la presidencia y es el único que sabe cómo arreglarlo”. Su campaña acusó ayer al Times de ayudar a la campaña de Hillary Clinton.

En forma separada, un abogado de Trump, Marc E. Kasowitz, envió al Times por email una carta donde sostiene que la publicación de los registros es ilegal porque Trump no autorizó que se den a conocer. Kasowitz amenazó con la “pronta iniciación de las acciones legales correspondientes”.

Los tributaristas contratados por el Times dijeron que nada en los documentos de 1995 indica que Trump haya cometido actos indebidos, aun cuando la magnitud poco común de las pérdidas que declaró probablemente habría motivado un interés especial de los inspectores del Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés). “Cuando el IRS ve 916 millones negativos, eso salta a la vista”, dijo Rosenfeld.

Los documentos que analizó el Times constituyen una pequeña parte de las voluminosas declaraciones de impuestos que Trump habría presentado en 1995. Los documentos consisten en tres páginas de lo que parecían ser las declaraciones de impuestos de 1995 de Trump. Fueron enviados por correo a Susanne Craig, periodista del Times que ha escrito sobre las finanzas de Trump.

El miércoles, el Times le presentó los documentos impositivos a Jack Mitnick, abogado y contador público que manejó los asuntos impositivos de Trump durante más de 30 años, hasta 1996. Mitnick aparecía mencionado como quien preparó el formulario de impuestos de Nueva Jersey. Mitnick dijo que era agudamente consciente de que Trump llevaba una vida de lujo inimaginable gracias en parte a la habilidad de Mitnick para relevarlo de la carga de pagar impuestos como todos los demás. “El hombre estaba acumulando un patrimonio increíble y no pagaba impuestos por él”, señaló. 

No hay comentarios