Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Classic Header

{fbt_classic_header}

Noticias ya

latest

Sensaciones en VIVO el FIN DE SEMANA


EL EMPATE ARGENTINO

El seleccionado argentino de fútbol igualó 2-2 anoche ante Venezuela, remontando una desventaja de dos goles, pero sin dejar margen para el...

El seleccionado argentino de fútbol igualó 2-2 anoche ante Venezuela, remontando una desventaja de dos goles, pero sin dejar margen para el elogio tras una labor opaca que lo alejó de la punta de las Eliminatorias Sudamericanas para el Mundial de Rusia 2018.
Ausente Lionel Messi, el Albiceleste no tuvo luces, pero al menos dejó en la cancha el corazón para alcanzar una igualdad que suma en las posiciones, aunque resta en lo futbolístico.


Ausente Lionel Messi, el Albiceleste no tuvo luces, pero al menos dejó en la cancha el corazón para alcanzar una igualdad que suma en las posiciones, aunque resta en lo futbolístico.

Carente de ideas para atacar y mostrando fragilidad las pocas veces que lo inquietaron, el seleccionado argentino se fue al vestuario cayendo 1-0 tras 45’ para el olvido.

Durante los 25’ iniciales la pelota fue patrimonio albiceleste, pero le volvió a faltar profundidad, en gran parte por la falta de precisión que mostraron sus mediocampistas ofensivos.

Sin Messi, nadie se hizo dueño de la pelota del mediocampo hacia adelante. El aporte de Lamela y Banega fue escaso, más allá de un disparo de este último que se fue cerca sobre los 15’.

Zabaleta no escaló por derecha y en consecuencia las únicas posibilidades, poco claras, llegaron por el flanco izquierdo, con algunas incursiones de Rojo y otras de Di María.

A los 20’ Di María sacó un centro que Pratto no pudo aprovechar. A los 32’ un centro de Rojo encontró a Pratto, cuyo cabezazo derivó en una respuesta adecuada de Hernández, bien parado junto al palo derecho.

Argentina tenía pocas luces de mitad de cancha hacia adelante, pero no pasaba zozobras en su campo. Hasta que a los 34’ todo se oscureció. Rojo en enredó al intentar salir del fondo, perdió la pelota y se la dejó servida a Añor, quien enganchó, desairó a un marcador y sacó un zurdazo que se metió en el ángulo derecho del arco de Romero.

Mientras se desataba una lluvia torrencial, Venezuela estuvo cerca de liquidarlo en el final de la etapa pero se lo perdió Josef Martínez.

La lluvia se intensificó al principio de la segunda parte y Argentina siguió sin encontrar su fútbol. Seguía sin ideas ni precisión y quedaba muy expuesto atrás. Y Venezuela no lo perdonó. A los 7’ Rondón dejó en el camino a Otamendi y sacó un centro atrás que conectó completamente libre Martínez para marcar el 2-0. Cinco minutos más tarde, Pratto mantuvo viva la ilusión y dejó a su equipo en partido, aprovechando un rebote en un defensor local y definiendo como él bien sabe. A partir del gol levantó Banega y el equipo volvió a monopolizar la pelota como en la media hora inicial. Sin orden, pero con mucho corazón, el equipo albiceleste fue en busca del empate y llenó de centros el área venezolana. Y en uno de ellos, un córner ejecutado desde la derecha por Di María a los 37, Otamendi le ganó a Velázquez y marcó el merecido empate. Herido en su orgullo, Venezuela salió a buscar el triunfo en el tramo final y el partido se hizo de ida y vuelta. Y en ese contexto estuvo más cerca el local, que conmovió el palo derecho del dubitativo Romero con un bombazo de Villanueva a dos del cierre. Fue el último susto para un equipo argentino que dejó muchas dudas.

No hay comentarios