Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Classic Header

{fbt_classic_header}

Noticias ya

latest

Sensaciones en VIVO el FIN DE SEMANA


El radicalismo en los distritos empieza a mostrar rupturas con el PRO

A más de nueve meses del triunfo electoral de Cambiemos, las tensiones entre radicales y macrista comenzaron a materializarse en algunos di...

A más de nueve meses del triunfo electoral de Cambiemos, las tensiones entre radicales y macrista comenzaron a materializarse en algunos distritos las rupturas ya son concretas.
A más de nueve meses del triunfo electoral de Cambiemos, las tensiones entre radicales y macrista comenzaron a materializarse en algunos distritos las rupturas ya son concretas.


Uno de los casos más notorios es en La Plata, donde el quiebre es inminente. El martes, en un cónclave del que también participó la Coalición Cívica (CC), las autoridades y miembros de la UCR local se mostraron “fuera” del gobierno municipal y calificaron las políticas adoptadas por el intendente local del PRO, Julio Garro, como “erráticas, confusas e ineficientes”.

“Tras ocho meses de gestión, éste es el punto de corte. De aquí en más impulsaremos nuestras propias políticas públicas en el ámbito municipal”, lanzó el presidente de la Junta Central de la UCR, Marcelo Uriarte. Entre ellos estuvo el presidente del bloque oficialista en el Concejo Deliberante, Juan José Cardozo, quien acudió junto al diputado provincial Diego Rovella, ambos del sector alfonsinista local.

“No nos sentimos parte de la gestión del intendente. La falta de atención a nuestras propuestas legislativas y las decisiones inconsultas en el Concejo y en el Ejecutivo hacen que no nos sintamos parte”, se quejó Cardozo.

El de La Plata es, quizás, el caso más significativo. Pero hay un dato que es significativo: las diferencias entre macristas y radicales en la capital provincial venían desde las elecciones primarias del año pasado.

Los sectores que perdieron la interna -Sergio Panella y Claudio Pérez Irigoyen- nunca lograron asimilar esa derrota en manos de Garro y alentaron roces con el Ejecutivo municipal. Por el contrario, sectores del partido más cercanos a Daniel Salvador siguen siendo parte del oficialismo.

Con todo, se trata de la primera expresión rupturista entre los socios de Cambiemos en Buenos Aires, después que el Comité Provincia de la UCR conformara un documento crítico por la falta de "consulta" de incorporaciones de dirigentes peronistas al gabinete de María Eugenia Vidal.

El enojo de ese sector de la UCR se profundizó luego del desembarco de peronistas a la alianza Cambiemos, como el ex massista Joaquín De La Torre, quien llegó para desplazar al radical Jorge Elustondo del ministerio de la Producción, hecho que desde el alfonsinismo calificaron de “destrato”.

Así, otras muestras de ruptura resuenan en distintos puntos del territorio bonaerense. La agencia DIB retoma declaraciones del concejal de Esteban Echeverría, Roberto Leonis, quien también manifestó su malestar por las decisiones “inconsultas” del PRO, y reclamó más lugares para el radicalismo en todos los niveles de Gobierno, aunque dijo estar aún dentro de Cambiemos.

En tanto, en General Villegas, donde la ruptura del bloque UCR-Cambiemos se produjo en marzo, la interna con el radicalismo viene provocando fuertes cimbronazos. El intendente Eduardo Campana, no puede recomponer la relación con la UCR y días atrás tuvo que salir a desmentir una renuncia, en medio de una gran crisis en la que sólo le responden tres concejales. El radicalismo le reprocha haberse aprovechado de la estructura de la UCR para llegar a la intendencia, y se queja por su inacción durante las inundaciones así como también por el veto de algunas ordenanzas.

En Avellaneda, el escenario es aún más llamativo. La UCR, que tampoco integra el bloque de Cambiemos, sufrió una ruptura en las últimas horas, luego de que la concejal Susana Romero, creara un unibloque en desacuerdo con las críticas del radicalismo al PRO. Pero al mismo tiempo, el partido que a nivel nacional lidera el presidente Mauricio Macri, también tiene internas. En mayo pasado, el concejal amarillo, Daniel García, lanzó la corriente "PRO Línea Fundadora" y se fue de Cambiemos.

Otra de las localidades bonaerenses donde se afianza la interna del Frente Cambiemos es en Pergamino, en el marco de un Concejo Deliberante muy sectorizado y lleno de conflictividades. Allí, el radicalismo de Héctor “Cachi” Gutiérrez (exintendente y actual diputado nacional) y el PRO que conduce el intendente, Javier Martínez, nunca lograron integrarse.

En este contexto, quienes forman parte del Gabinete municipal por el radicalismo, salvo excepciones muy puntuales, responden más al macrismo que a la UCR local. En el HCD, la ruptura se concretó apenas asumió el nuevo gobierno, cuando los radicales rompieron la bancada y junto a la Integración Cívica hicieron el bloque independiente que llamaron “Juntos por Pergamino” y que preside Carlos Elizalde, donde se encuentran ediles del GEN y del socialismo.

En Mar del Plata, el panorama también es complejo y desde el principio exhibe sus internas y diferencias. Es que en el frente Cambiemos marplatense también convive con el arroyismo puro (del intendente Carlos Arroyo). A eso, se le suma la interna propia del radicalismo que también divide posiciones en torno a los reclamos realizados a nivel nacional y provincial sobre más participación en los gobiernos.

Por último, en el partido de La Costa, los concejales de Cambiemos, Mery Fino y Carlos Natalizia, confirmaron recientemente su alejamiento político de Marcos “Cotoco” García, líder del PRO local, dejando en evidencia una interna en la coalición gobernante.

la política on line

No hay comentarios