Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Classic Header

{fbt_classic_header}

Noticias ya

latest

Sensaciones en VIVO el FIN DE SEMANA


Scola: "El fútbol debe reflexionar sobre su catástrofe"

HERNÁN SARTORI: A Luis Scola lo apasiona la gestión deportiva. Por eso cuando se hartó de los desmanejos en la Confederación Argentina d...

HERNÁN SARTORI:
-Tengo la misma sensación de tristeza que vivís cuando pasa algo que alguien te dijo muchas veces que iba a pasar y te das cuenta de que tenía razón. Es obvio que esto iba a pasar en el fútbol y que va a pasar en un montón de deportes, porque es evidente que tenemos una grave crisis dirigencial. El fútbol sobrevivió de una manera turbia, inoperable, antigua, obsoleta, dañina y tóxica, pero sobrevivió. Hasta que se derribó el castillo de naipes y cayó en catástrofe. Es una lástima necesaria, porque que haya sobrevivido tantos años no hizo más que acrecentar el problema y que el colapso sea más grande. El fútbol debe reflexionar sobre su catástrofe.
A Luis Scola lo apasiona la gestión deportiva. Por eso cuando se hartó de los desmanejos en la Confederación Argentina de Básquetbol, no se calló más y lideró el reclamo de los jugadores por transparencia, honestidad y profesionalismo en la dirigencia. En poco tiempo, para lo que es la vida institucional, esa entidad se encarriló a nivel financiero y representativo, con nuevas autoridades, una auditoría y organización. “Si no hubiéramos hecho nada en ese momento, todo hubiera terminado como lo que pasó en el fútbol”, sentenció en diálogo con Clarín.


-¿Qué sensación te deja ver las miserias que han salido a la luz en el fútbol argentino a nivel dirigencial y económico?

-Tengo la misma sensación de tristeza que vivís cuando pasa algo que alguien te dijo muchas veces que iba a pasar y te das cuenta de que tenía razón. Es obvio que esto iba a pasar en el fútbol y que va a pasar en un montón de deportes, porque es evidente que tenemos una grave crisis dirigencial. El fútbol sobrevivió de una manera turbia, inoperable, antigua, obsoleta, dañina y tóxica, pero sobrevivió. Hasta que se derribó el castillo de naipes y cayó en catástrofe. Es una lástima necesaria, porque que haya sobrevivido tantos años no hizo más que acrecentar el problema y que el colapso sea más grande. El fútbol debe reflexionar sobre su catástrofe.

-Ustedes, con la chapa de sus nombres, hablaron justo a tiempo para cambiar el rumbo en la CABB. Antes de la final de la Copa América, Lionel Messi dijo: “Me gustaría que la AFA sea lo que necesita la Selección. Son muchísimas cosas que vienen pasando y nunca dijimos nada. Y no es sólo por nosotros sino por los que vienen atrás. Pero después de la final voy a contar todo lo que siento”. ¿Se habría evitado esto si hubiera hablado en ese momento?

-Messi es mucho más que cualquier otro deportista y puede conseguir cosas. Sería genial que Messi ayude al fútbol desde afuera de la cancha, pero no es su función. No hay que exigirle eso. Si lo hace, se le dará el crédito por haberlo hecho. Pero no recala en él ser un buen dirigente ni tomar la decisión correcta fuera de la cancha. El trabajo es otro.

-¿Y los desmanejos para definir al equipo olímpico, que llevaron a la renuncia de Gerardo Martino?

-Estamos al punto de no presentar un equipo en un Juego Olímpico y ese sería probablemente el papelón deportivo más grande de nuestro país (N. de la R.: la nota fue ayer al mediodìa y a la tarde se dio a conocer una lista provisoria).

-¿Cómo cortar con una dirigencia que no está a la altura?

-El deporte debe reflexionar a nivel dirigencial. Nuestro país está obsoleto en este tema. Se atrasa no 10 sino 20 años con una muy mala combinación de atraso, inoperancia y malicia. Convivís con eso muchas veces en paz, porque la gente lo quiere hacer bien, pero al final es tóxico, dañino y al borde de lo criminal. Hay una malicia orientada por el dinero y los intereses personales o políticos que hace que esa combinación genere un lugar negativo para el deporte. Mucha gente está intentando cambiar este panorama, hay que aclararlo, pero aún hay mucho trabajo por hacer.

------------------------------------------------------------------------------------------
​------------------------------------------------------------------------------------------

El conflicto en la Liga Nacional

La Liga Nacional está enmarcada dentro de un serio conflicto entre la Asociación de Clubes y los jugadores. Es que a la decisión de los dirigentes de liberar las fichas mayores para ser ocupadas por cualquier basquetbolista, sin importar la nacionalidad, los deportistas resolvieron una veda contractual y hoy llevarán a cabo una Asamblea en su gremio para definir los pasos a seguir, porque consideran que se permitiría la extranjerización de la competencia local.

“No investigué ni pregunté demasiado sobre el tema, así que mi opinión es menos válida que las de personas que están al día con el tema”, avisó Luis Scola. Sin embargo, el capitán de la Selección no le escapó al punto con algunas palabras para remarcar.

“No sé la razón por la cual los dirigentes tomaron esa medida. Me parece exagerado que haya 8 extranjeros por equipo -dijo-. De todas maneras, no hay 160 extranjeros para que puedan venir a la Liga Nacional y los equipos tampoco van a hacer eso”.

-Los dirigentes impulsaron este cambio como forma de presión para la baja de salarios...

-Correcto. Es un debate a tener en cuenta y para reflexionar. Estoy ajeno al tema, pero al final es una medida de los dirigentes para controlarse a ellos mismos. Ellos son los que pagan los contratos y eso siempre es controversial y un problema. Si no podés frenarte y como dirigente estás pagando la plata que no querés que ellos cobren, y tenés que poner medidas para limitarte a vos mismo, es un problema. Ahora bien, la gran mayoría de los que fuimos a jugar afuera disfrutamos de que hubiera plazas libres o mayores posibilidades. Disfrutamos de esas ventajas en otros países y es lógico que algo de eso pueda llegar a pasar acá.

-¿Por qué estos temas siempre explotan en la Liga sin una negociación previa?

-Es un problema. Tienen que empezar a hablar. El diálogo es clave y no está.

No hay comentarios