Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Classic Header

{fbt_classic_header}

Noticias ya

latest

Sensaciones en VIVO el FIN DE SEMANA


Marcelo Larrondo, la sensación de River que explotó en Desamparados

Año 2007. Marcelo Larrondo, un joven mendocino de 19 años, integraba el plantel del Club Sportivo Desamparados de San Juan, publica el diar...

Año 2007. Marcelo Larrondo, un joven mendocino de 19 años, integraba el plantel del Club Sportivo Desamparados de San Juan, publica el diario La Nación. Eligió ser delantero tiempo atrás, en Fernández Álvarez de Tunuyán, su ciudad de origen. Le habían dicho que no en Boca e Independiente, recaló en las inferiores de Godoy Cruz y también le negaron su lugar en Gimnasia y Esgrima de Mendoza. Pero llegó a la institución sanjuanina y explotó: tuvo su debut como profesional en el Torneo Argentino A, en 2006, marcó seis goles en 18 partidos durante aquella temporada, fue convocado para entrenar con el Sub 20 que dirigía Hugo Tocalli y sus gritos llegaron hasta Núñez, donde pusieron la mirada en él. River compró el pase del joven de 1,91 metros por 200 mil dólares. Casi una década después la historia se repite: los millonarios lo compran por 3,3 millones de dólares (1,5 millones de cláusula, un millón de resarcimiento a Rosario Central y 800 mil por impuestos).
Ahora, no sólo sonríe Marcelo Gallardo y el cuerpo técnico. También sonríe Larrondo, que cumplirá su sueño tras recorrer durante años el fútbol italiano. Porque en su primer paso en el millonario no tuvo lugar, debió jugar en reserva -donde compartió ataque con Gustavo Bou- durante 2007 bajo la conducción de Jorge Gordillo y nunca llegó a primera división. En 2008 bajó a cuarta y fue sensación en el Torneo de Viareggio de Italia, una de las competiciones Sub 21 más importantes del mundo, en la cual anotó cuatro goles y el goleador terminó siendo Mario Balotelli, quien fue campeón con Inter. Sin lugar en el club de Núñez, debió resignar su sueño y partir: pasó a Progreso de Uruguay, donde jugó nueve partidos y marcó un gol en la Segunda División.


Ahora, no sólo sonríe Marcelo Gallardo y el cuerpo técnico. También sonríe Larrondo, que cumplirá su sueño tras recorrer durante años el fútbol italiano. Porque en su primer paso en el millonario no tuvo lugar, debió jugar en reserva -donde compartió ataque con Gustavo Bou- durante 2007 bajo la conducción de Jorge Gordillo y nunca llegó a primera división. En 2008 bajó a cuarta y fue sensación en el Torneo de Viareggio de Italia, una de las competiciones Sub 21 más importantes del mundo, en la cual anotó cuatro goles y el goleador terminó siendo Mario Balotelli, quien fue campeón con Inter. Sin lugar en el club de Núñez, debió resignar su sueño y partir: pasó a Progreso de Uruguay, donde jugó nueve partidos y marcó un gol en la Segunda División.

"Soy hincha de River. Cuando estuve en el club era chico y las cosas se dieron de otra manera. No me arrepiento y no cambiaría nada de lo que he pasado a lo largo de mi carrera", comentó Larrondo en una entrevista con Diario Uno en el año 2013, cuando ya sumaba cinco años en el fútbol italiano y vestía los colores de Fiorentina. Pero avisó: "Tengo una cuenta pendiente: River. Quiero vestir y defender la roja y blanca".



Su trayectoria dio un giro cuando emigró a Italia para jugar en Siena, donde estuvo entre 2008 y 2012. Allí disputó 68 encuentros -sólo 14 como titular- entre Serie A y Serie B y anotó nueve goles, hasta pasar a préstamo a Fiorentina para la temporada 2012/2013. Pero nuevamente no tuvo mucho lugar: convirtió dos goles en siete partidos, pero jugó únicamente 271 minutos. Cambió de aire, Torino pagó un millón 300 mil euros por su pase, pero volvió a sufrir la alternancia: gritó tres veces en los 17 juegos, entre Serie A y UEFA Europa League. Y en 2015 volvió a la Argentina, donde su carrera iba a cambiar para siempre.

Tigre fue su primer club en la primera división del fútbol argentino. Llego a préstamo, logró marcar tres tantos -Temperley, Atlético Rafaela y Colón- en 13 partidos del campeonato de 2015. Llamó la atención de Rosario Central que le compró el pase a Torino por sólo 600 mil dólares. Sus 11 goles en los 21 partidos en el Canalla hicieron que el mendocino se transformara en uno de los jugadores que deslumbró en el último año. Dos de ellos, fueron justamente ante River, para conseguir el empate 3-3 en Arroyito en la fecha 4 del torneo Transición.



Tras un largo recorrido, Larrondo se transformará en delantero de River y deberá pelear un lugar con Rodrigo Mora, Lucas Alario, Iván Alonso y Giovanni Simeone, que podría emigrar luego de los Juegos Olímpicos. Entre hoy y mañana, se hará la revisión médica y firmará su contrato, cumpliendo una de las cuentas pendientes de su carrera. Gallardo lo espera con los brazos abiertos.



La selección chilena, su reto pendiente



De padre chileno, Larrondo decidió nacionalizarse para jugar con la selección que conduce Juan Antonio Pizzi pero aún no pudo jugar debido a las lesiones. En marzo, fue convocado para los partidos ante la Argentina y Venezuela, pero se rompió los meniscos en la rodilla derecha y estuvo un mes afuera de las canchas, por lo que Mauricio Pinilla ocupó su lugar. Y cuando todo parecía que la Copa América iba a ser su momento para debutar, un edema ósea en el cóndilo femoral en la rodilla operada lo apartó de la lista final del entrenador, que lo había incluido en los 40 preseleccionados.

la nación

No hay comentarios