Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Classic Header

{fbt_classic_header}

Noticias ya

latest

Sensaciones en VIVO el FIN DE SEMANA


Vidal quiere demostrar fortaleza pero en el SPB hay clima bélico

El ministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires, Carlos Mahiques, puso en funciones al nuevo titular del Servicio Penitenciario ...

El ministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires, Carlos Mahiques, puso en funciones al nuevo titular del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), Fernando Díaz, luego de la remoción de la cúpula penitenciaria tras la fuga de los condenados por el llamado Triple Crimen de General Rodríguez. Díaz se desempeñaba como subjefe del Servicio Penitenciario Federal, y el ministro Mahiques destacó que "cuenta con mucha experiencia". Él ya estuvo al frente del SPB entre 2005 (gobierno de Felipe Solá), y 2009, (Daniel Scioli), y renunció por motivos "personales". Pero ya dicen que hay batifondo intenso en el SPB.
El fiscal de Azul, Christian Citterio, quien investiga la fuga de los 3 acusados por el llamado 'Triple Crimen de General Rodríguez', sostuvo que "no descarta ninguna hipótesis"respecto a que el escape haya tenido colaboración desde la propia cárcel de General Alvear, aunque dijo que está"claramente acreditado que tuvieron ayuda externa".   "Estamos a menos de 48 horas del hecho, vamos a profundizar la investigación en todo los sentidos", indicó Citterio, quien dijo que la imputación a los 3 fugados es por los delitos de "evasión, privación ilegítima de la libertad y robo calificado. Se tejen muchas hipótesis, no puedo afirmar ninguna a esta altura, como tampoco no descarto ninguna", insistió el fiscal.   Los colaboradores de la gobernadora María Eugenia Vidal entienden que se trata de una represalia del Servicio Penitenciario Bonaerense por el proyecto que declara la emergencia en el SPB que, entre otras cosas, modifica la potestad sobre el presupuesto para la institución, que pasaría a depender del Ministerio de Economía.   Según el artículo 11 del proyecto enviado a la Legislatura local, el SPB no tendrá injerencia en el manejo de las partidas presupuestarias y será el titular de la cartera económica, Hernán Lacunza, quien disponga del uso y control de ese dinero.   En el citado artículo se especifica que será esa cartera la que podrá “efectuar las adecuaciones presupuestarias, reasignación de recursos, afectación y/o incorporación de las partidas que resulten menester para cumplir con los objetivos establecidos en la presente ley”.   ¿Qué opina el kirchnerismo?   “La fuga es igual a una devolución de favores por parte de un sector político para que no gane otro partido las elecciones”, inició su conferencia de prensa el presidente del bloque bonaerense del Frente para la Victoria, José Ottavis, de La Cámpora.    Sin embargo, el Frente para la Victoria no se interpondrá entre María Eugenia y el SPB. Ottavis se refirió a los proyectos que envió Vidal a la Legislatura para declarar la emergencia en seguridad y sobre el SPB: "Estamos de acuerdo en la emergencia, pero no es de ahora sino desde hace tiempo y ella sabía de esta situación. Tendría que haber tomado ciertos recaudos y queremos saber si los tomaron".   ¿Y en el Frente Renovador, aliado de Vidal en varios temas?   El presidente de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires, Jorge Sarghini, respaldó las medidas anunciadas por la gobernadora para mejorar el funcionamiento del SPB: “Compartimos la preocupación por el avance del narcotráfico y la decisión de luchar contra él y otras mafias enquistadas en las estructuras de poder”.   Él agregó que “desde el Frente Renovador apoyaremos la ley de emergencia para el Servicio Penitenciario Bonaerense, de manera de posibilitar su reestructuración, y optimizar la seguridad en las cárceles y la profesionalización de los agentes penitenciarios”.   El diputado coincidió también en cuanto a “la necesidad prioritaria de construir unidades carcelarias modernas para evitar el hacinamiento de los detenidos y con tecnologías que garanticen la seguridad”.   Esta situación anticipa un tratamiento muy favorable al proyecto de ley enviado por Vidal a la Legislatura provincial.   En tanto, hay muchas afirmaciones, especulaciones y sospechas sobre lo que ha sucedido. De todo lo publicado, Urgente24 rescató 3 fragmentos:   Nº1: Christian Sanz en Tribuna de Periodistas:   "(...) El primero de los arrepentidos pudo verse ante las cámaras de Periodismo para Todos, se trató del mismísimo Martín Lanatta, quien en agosto pasado apuntó directamente contra el exjefe de Gabinete de ministros de la Nación.   Y allí aparece la novedad, lo que pocos saben: el hoy prófugo debía declarar dentro de unos días ante Servini de Cubría.   Lo que pudiera revelar Lanatta va más allá del triple crimen, también roza el manejo del narcotráfico desde la cúpula del poder kirchenrista y hasta los aportes de campaña de Cristina Kirchner del año 2007.   Es que, en la nómina de aportantes, aparecen varios personajes vinculados con el tráfico de estupefacientes. Entre ellos, está Ibar Esteban Pérez Corradi, sindicado por la embajada de Estados Unidos como el nexo entre carteles de droga mexicanos y laboratorios medicinales argentinos.   Se trata de otro de los prófugos del asesinato de Forza, Ferrón y Bina: de hecho, pocos saben que es el nexo clave entre Aníbal Fernández y los ejecutores del triple crimen. Es decir, los dos pares de hermanos, los Lanatta y los Schillaci.   Pero hay más: Pérez Corradi fue socio de Forza, quien a su vez también aportó dinero a la campaña de Cristina a través de su droguería Seacamp.   Si a lo antedicho se suma que Servini de Cubría tiene en su poder un peritaje que demuestra que se lavó dinero en la campaña del Frente para la Victoria de 2007, todo empieza a cerrar.   Se trata de un estudio inobjetable, hecho por los prestigiosos peritos de la Corte Suprema de la Nación.   En el contexto mencionado, comienza a entenderse el temor que circunda a los kirchneristas que abandonaron el poder hace apenas unas semanas, principalmente Aníbal y Cristina.   Una misma jueza tiene en su poder dos expedientes que complican sus deseos de impunidad.   A su vez, como se explicó, ambas causas están conectadas entre sí. (...)".

El fiscal de Azul, Christian Citterio, quien investiga la fuga de los 3 acusados por el llamado 'Triple Crimen de General Rodríguez', sostuvo que "no descarta ninguna hipótesis"respecto a que el escape haya tenido colaboración desde la propia cárcel de General Alvear, aunque dijo que está"claramente acreditado que tuvieron ayuda externa".
 
"Estamos a menos de 48 horas del hecho, vamos a profundizar la investigación en todo los sentidos", indicó Citterio, quien dijo que la imputación a los 3 fugados es por los delitos de "evasión, privación ilegítima de la libertad y robo calificado. Se tejen muchas hipótesis, no puedo afirmar ninguna a esta altura, como tampoco no descarto ninguna", insistió el fiscal.
 
Los colaboradores de la gobernadora María Eugenia Vidal entienden que se trata de una represalia del Servicio Penitenciario Bonaerense por el proyecto que declara la emergencia en el SPB que, entre otras cosas, modifica la potestad sobre el presupuesto para la institución, que pasaría a depender del Ministerio de Economía.
 
Según el artículo 11 del proyecto enviado a la Legislatura local, el SPB no tendrá injerencia en el manejo de las partidas presupuestarias y será el titular de la cartera económica, Hernán Lacunza, quien disponga del uso y control de ese dinero.
 
En el citado artículo se especifica que será esa cartera la que podrá “efectuar las adecuaciones presupuestarias, reasignación de recursos, afectación y/o incorporación de las partidas que resulten menester para cumplir con los objetivos establecidos en la presente ley”.
 
¿Qué opina el kirchnerismo?
 
“La fuga es igual a una devolución de favores por parte de un sector político para que no gane otro partido las elecciones”, inició su conferencia de prensa el presidente del bloque bonaerense del Frente para la Victoria, José Ottavis, de La Cámpora
 
Sin embargo, el Frente para la Victoria no se interpondrá entre María Eugenia y el SPB. Ottavis se refirió a los proyectos que envió Vidal a la Legislatura para declarar la emergencia en seguridad y sobre el SPB: "Estamos de acuerdo en la emergencia, pero no es de ahora sino desde hace tiempo y ella sabía de esta situación. Tendría que haber tomado ciertos recaudos y queremos saber si los tomaron".
 
¿Y en el Frente Renovador, aliado de Vidal en varios temas?
 
El presidente de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires, Jorge Sarghini, respaldó las medidas anunciadas por la gobernadora para mejorar el funcionamiento del SPB: “Compartimos la preocupación por el avance del narcotráfico y la decisión de luchar contra él y otras mafias enquistadas en las estructuras de poder”.
 
Él agregó que “desde el Frente Renovador apoyaremos la ley de emergencia para el Servicio Penitenciario Bonaerense, de manera de posibilitar su reestructuración, y optimizar la seguridad en las cárceles y la profesionalización de los agentes penitenciarios”.
 
El diputado coincidió también en cuanto a “la necesidad prioritaria de construir unidades carcelarias modernas para evitar el hacinamiento de los detenidos y con tecnologías que garanticen la seguridad”.
 
Esta situación anticipa un tratamiento muy favorable al proyecto de ley enviado por Vidal a la Legislatura provincial.
 
En tanto, hay muchas afirmaciones, especulaciones y sospechas sobre lo que ha sucedido. De todo lo publicado, Urgente24 rescató 3 fragmentos:
 
 
"(...) El primero de los arrepentidos pudo verse ante las cámaras de Periodismo para Todos, se trató del mismísimo Martín Lanatta, quien en agosto pasado apuntó directamente contra el exjefe de Gabinete de ministros de la Nación.
 
Y allí aparece la novedad, lo que pocos saben: el hoy prófugo debía declarar dentro de unos días ante Servini de Cubría.
 
Lo que pudiera revelar Lanatta va más allá del triple crimen, también roza el manejo del narcotráfico desde la cúpula del poder kirchenrista y hasta los aportes de campaña de Cristina Kirchner del año 2007.
 
Es que, en la nómina de aportantes, aparecen varios personajes vinculados con el tráfico de estupefacientes. Entre ellos, está Ibar Esteban Pérez Corradi, sindicado por la embajada de Estados Unidos como el nexo entre carteles de droga mexicanos y laboratorios medicinales argentinos.
 
Se trata de otro de los prófugos del asesinato de Forza, Ferrón y Bina: de hecho, pocos saben que es el nexo clave entre Aníbal Fernández y los ejecutores del triple crimen. Es decir, los dos pares de hermanos, los Lanatta y los Schillaci.
 
Pero hay más: Pérez Corradi fue socio de Forza, quien a su vez también aportó dinero a la campaña de Cristina a través de su droguería Seacamp.
 
Si a lo antedicho se suma que Servini de Cubría tiene en su poder un peritaje que demuestra que se lavó dinero en la campaña del Frente para la Victoria de 2007, todo empieza a cerrar.
 
Se trata de un estudio inobjetable, hecho por los prestigiosos peritos de la Corte Suprema de la Nación.
 
En el contexto mencionado, comienza a entenderse el temor que circunda a los kirchneristas que abandonaron el poder hace apenas unas semanas, principalmente Aníbal y Cristina.
 
Una misma jueza tiene en su poder dos expedientes que complican sus deseos de impunidad.
 
A su vez, como se explicó, ambas causas están conectadas entre sí. (...)".
 
 
 
"(...) El mayor hallazgo, sin embargo, fue una camioneta Toyota Hilux negra; un vehículo similar había sido empleado por Schillaci y los hermanos Christian y Martìn Lanatta para continuar su huida en el barrio Belgrano de General Alvear, según revelaron cámaras del municipio. Las capturas, desafortunadamente, no mostraron la patente. Pero la patente de la Hilux hallada en el garage de Franco Schillaci revivió un viejo recuerdo. 
 
Información de la causa a la que accedió Infobae indicó el dominio del vehículo: su chapa dice EXU 826, con Romina Valeria Tori como titular. El mismo vehículo había sido usado en 2010 por Schillaci y Martín Lanatta en su fuga tras el Triple Crimen para cruzar a Paraguay desde Puerto Iguazú, Misiones: la camioneta no reingresó legalmente al país, según crónicas policiales de la época que consignaban también el nombre de Tori. Fue capturada tras operativos policiales en ese entonces, también en Berazategui.
 
Hay otros hallazgos llamativos en el marco de la causa. Fuentes de los organismos de seguridad revelan que Franco Schillaci, la mujer de Schillaci y un tercer individuo retiraron tarjetas azules para circular con el vehículo; lo hicieron los tres juntos el 17 de diciembre pasado. Del tercer individuo ya se conoce su nombre: es un socio comercial de un allegado cercano a un dirigente político provincial.
 
Así, de cara a estas coincidencias, la investigación conducida por el fiscal de Azul, Cristian Citterio toma impulso. Pierde fuerza la hipótesis de que Schillaci se habría peleado con los Lanatta, ya que no hay evidencias de que hayan circulado por separado. Voces en los altas jerarquías de la Provincia hipotetizan que los Lanatta jamás habrían dejado de generar dinero por vías ilícitas, incluso presos. Sin embargo, una debilidad en el sistema le dio una ventaja crucial a los Lanatta y a su cómplice para continuar su huída de General Alvear.
 
Las empresas telefónicas fueron el problema: la activación de las celdas para ubicación zonal se inició recién a las 23 horas por lentitud de los operadores privados, dicen fuentes de la investigación. Los presos se fugaron pasadas las 2 AM. El primer informe llegó casi 24 horas después. (...)".
 
 
 
"Las expectativas que la gobernadora María Eugenia Vidal había despertado entre los integrantes del Servicio Penitenciario Bonaerense que abrumadoramente votaron por ella con la esperanza de un cambio, a partir de las primeras medidas que viene tomando, se fueron diluyendo rápidamente.
 
El lunes 21 de diciembre, en ocasión del egreso de más de 500 oficiales del SPB, el ministro de Justicia,Carlos Mahiques, se presentó en la escuela de cadetes acompañado de Florencia Piermarini -jefa del Servicio hasta ese momento- y César “Jopito” Albarracín -subsecretario de Política Criminal-, dos sobrevivientes de la gestión Daniel Scioli que cuentan con un descrédito generalizado dentro de la fuerza. Si bien se esperaba para el mes de marzo que la jefa del SPB fuera removida, la confirmación de Albarracín cambió los ánimos del personal penitenciario.
 
El nombramiento de Díaz terminó con las últimas esperanzas de cambio del personal de la fuerza que se había volcado electoralmente por Vidal. Otro signo de alerta fue la declaración de emergencia que la gobernadora llevó a la Legislatura, ya que el Servicio atravesó muy malas experiencias con la intervención comenzada por Ricardo Cabrera y seguida por su sobrino Fernando Díaz, quien ya ocupara ese cargo entre 2005 y 2009.
 
Fernando Díaz desembarcó en el SPB de la mano de su tío, junto a 5 asesores más provenientes del Servicio Penitenciario Federal, 3 de ellos sin experiencia en aspectos penitenciarios. Esto lo incluye desde ya, al propio Díaz, ya que él se desempeñaba como uno más dentro de la oficina de Asuntos Jurídicos del SPF.
 
Tras el retiro de Cabrera sonaban los nombres de Humberto Li Rosi y Mario Vallituto -actual juez en Lomas de Zamora-, ambos de una gran trayectoria y conocimiento. Pero finalmente Cabrera postuló a su sobrino que, a pesar de su inexistente experiencia, fue nombrado jefe del Servicio, provocando que tanto Li Rosi como Vallituto den un paso al costado al no estar de acuerdo con las políticas y los manejos de Díaz
 
Si bien la excusa de intervenir el Servicio tuvo que ver con su enorme infraestructura, debido a la ridícula cantidad de direcciones y cargos existentes y el supuesto alto grado de corrupción, en poco tiempo se vislumbró que la fuerza era una institución rentable donde los políticos de turno podían llenarse los bolsillos. Si bien inicialmente Cabrera realizó una caza de brujas y redujo la cantidad de direcciones, Díaz, en poco tiempo, las llevó al doble de las que existían antes de la intervención (y, en honor a la verdad, hasta la actualidad las sigue aumentando).
 
Durante su gestión nombró al frente de Recursos Humanos a Gustavo Cassieri, que se dedicó a perseguir al personal penitenciario en forma autoritaria y haciendo abuso de su poder solapado por Díaz. Se enriqueció a través de los “negociados” que realizó, entre ellos la venta de cupos y traslados de los distintos internos. (...)".

No hay comentarios